Encuentran en Perú, restos de un perro con mas de 1000 años de antigüedad
8 octubre, 2019
Felipe Calderón cancela conferencia en el Tec de Monterrey tras protestas
8 octubre, 2019

15 actores que casi pierden la razón por traumarse con sus personajes

Los llamados ‘actores del método’ son capaces de transformar su cuerpo, su vida entera y hasta poner en riesgo su salud mental por entregar interpretaciones inolvidables.

La más reciente es la de Joaquin Phoenix, quien perdió 27 kilos en solo cuatro meses para el personaje de Arthur Fleck y cuyo estricto régimen alteró su ánimo y su conducta.

Pero casos como el de él hay muchos, y en esta fotogalería podrás encontrar a 15 actores y actrices que estuvieron al borde de la locura por culpa de sus personajes. 

Anne Hathaway asegura haber pasado por un choque físico y emocional al encarnar a Faninte en Les Miserables. Tanto así que en varias ocasiones la actriz realmente pensó que moriría y le costó mucho tiempo superar esa sensación.
La hambruna y aislamiento al que se sometió Adrien Brody para interpretar a Wladyslaw Szpillman en ‘El pianista’ hicieron que necesitara más de un año de ayuda psicológica para volver a su vida normal.
Michelle Williams pasó tanto tiempo estudiando cómo imitar a Marilyn Monroe que al terminar de filmar ‘My Week With Marilyn’, Williams aseguraba que escuchaba la voz de la fallecida actriz en su cabeza.
Shia LaBeouf quedó muy afectado por su papel en Fury. El cast dijo que el actor se cortó la cara y que pasaba varios días viendo caballos morir.
Jack Nicholson nunca admitió haberse visto afectado por el Guasón, pero sí se molestó mucho cuando le dieron el papel de Heath Ledger y tras la muerte del actor los reporteros le escucharon susurrar “Bueno, se lo advertí”.
En ‘Mi pie izquierdo’ Daniel Day Lewis encarnó a un poeta con parálisis cerebral. Durante todo el rodaje Lewis no quiso abandonar la postura retorcida y tuvo que ser alimentado con papillas y en la boca.
Tras interpretar al Guasón en ‘El caballero dela Noche’ Heath Ledger cayó en una fuerte depresión que lo obligó a tomar antidepresivos y ansiolíticos. La mezcla de estos medicamentos junto con el insomnio y la depresión lo llevaron a una muerte por sobredosis en 2008.
Christian Bale tuvo una dieta extrema y se aisló del mundo por dos meses para preparase par The Machinist. Le tomó meses al actor recuperarse de la falta de sueño.
Aunque no es el mejor Joker, este personaje también minó la salud mental de Jared Leto. Tanto que los productores tuvieron que contratar a un psicólogo para que le diera terapia durante el rodaje.
Malcolm McDowell incluso necesitó tratamiento psiquiátrico después de protagonizar La Naranja Mecánica pues comenzó a presentar ataques de epilepsia y ceguera en el set.
Natalie Portman se exigió como nunca antes para su papel en El Cisne Negro. La actriz asegura haberse vuelto tan obsesiva y perfeccionista como Nina e incluso llegó a pensar que podría morir.
Jaime Dornan acechó y siguió a una mujer durante meses sin que se diera cuenta para entender a su personaje de The Fall, un acosador y asesino serial. Admitió que la experiencia le resultó muy emocionante.
El papel de Hannah Schmitz le valió su primer (y único) Oscar a Kate Winslet. Superar este complicado personaje le llevó a Kate varios meses de terapia que ella compara con escapar de un terrible accidente con vida.
Todos los actores de Atrapados sin salida tuvieron problemas de salud mental durante el filme, pero ninguno como Sydney Lassik quien tuvo que ser sacado del set varias veces porque empezaba a llorar incontrolablemente.
Joaquin Phoenix reconoció que limitar su alimentación para interpretar al Joker lo afectó psicológicamente, y lo volvió obsesivo, introvertido e impredecible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *