Aumentan los adolescentes que mandan “packs”
23 agosto, 2018
Aprueban App como método anticonceptivo
23 agosto, 2018

7 cosas cancerígenas de todos los días

Esta semana, 40 cereales hechos a base de avena, populares entre niños, fueron señalados por contener altas concentraciones de glifosato, un herbicida que –según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer– causa cáncer en animales y “probablemente” en humanos.

El descubrimiento fue hecho por el Grupo de Trabajo Ambiental, que apuntó a cereales como Cheerios, o los populares Quaker Olf Fashioned Oats o Back to Nature Classic Granola, entre otros. La comida tenía niveles por encima de lo que los científicos consideran seguros para menores de edad, que es de 0,01 miligramos por día.

El hallazgo tomó por sorpresa a miles de consumidores, quienes con la noticia descubrieron una nueva sustancia capaz de desencadenar varios tipos de cáncer. Acá hay 9 objetos o sustancias que probablemente no sabías que están catalogadas por la Sociedad Americana del Cáncer como “cancerígenas” para los humanos.

  • Acetaldehído/Bebidas alcohólicas. Es llamado “el cancerígeno más común del mundo” y está presente en casi todas las bebidas alcohólicas fermentadas, como la cerveza, el vino o la sidra. Se trata de un líquido volátil, incoloro y con un olor ligeramente afrutado que agrada a quien lo consume. Beber en exceso o grandes cantidades de alcohol en poco tiempo aumenta los riesgos de contraer cáncer en el estómago.
  • Erionita/Vivienda. Es un mineral que se halla en rocas volcánicas, similar al asbesto, pero 400 veces más peligroso para la salud, según el Centro de Geociencias de la UNAM. En 2014, la comunidad de Tierra Blanca de Abajo, en San Miguel de Allende, Guanajuato, reportó decenas de casos de cáncer pulmonar, causados por esta piedra rosácea de la cual sus habitantes sabían muy poco y que usaban para construir sus casas de adobe.
  • Polvo de madera. Las personas que trabajan en aserraderos, industrias de fabricación de muebles, ebanistería y carpintería, y que están en contacto directo con aserrín, tienen una alta probabilidad de contraer algún tipo de cáncer en las vías respiratorias por el polvo que se desprende de cortar madera
  • 1,3-butadieno/Llantas de automóvil. Es un gas incoloro con un olor parecido al de la gasolina. Principalmente se usa para fabricar productos de caucho sintético, como neumáticos para automóviles. Una de las formas más comunes de estar en contacto con este gas tóxico es respirar el humo que sale de rechinar las llantas. Está asociado con varios tipos de leucemia.
  • Lindano/Shampoo antipiojos. Los dermatólogos que revisan casos de niños infectados con piojos o liendres aconsejan el uso de los shampoos comerciales, pero sólo en dosis únicas o muy controladas, ya que la mayoría tiene lindano, un fármaco que, si se abusa de él, puede causar cáncer en la piel.
  • Nuez de betel. Es uno de los estimulantes naturales más populares del mundo, especialmente en Asia. Se trata del fruto seco de la palma de areca, que si se mastica tiene el efecto similar a seis tazas de café. Se cree que una décima parte de la población mundial la usa, especialmente hombres en situación de pobreza que deben permanecer despiertos por largas horas para trabajar horas extra. Pero los daños sobrepasan los beneficios: además de su alto poder adictivo, la nuez de betel está ligada a altas tasas de cáncer en la boca y lengua.
  • Ácidos aristolóquicos/Tratamientos “naturales” contra la artritis. Este tipo de ácidos están presentes en muchos tipos de plantas del género Aristolochia, que suele usarse en productos “naturales” que prometen combatir la artitis, la gota y la inflamación. Es común que sean empleados en “productos milagro” o “medicamentos tradicionales” que no funcionan y, al contrario, producen cáncer en vías urinarias y en los riñones.

Para conocer más sustancias en el ambiente que pueden causar cáncer, y que no son tan conocidas como el humo del tabaco o el asbesto, puede revisar la página del Instituto Nacional del Cáncer del Gobierno de Estados Unidos.

 

 

Información vía: Huffington Post

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *