Advierte Siria sobre consecuencias por ataque de EEUU

El primer ataque ordenado por Joe Biden bajo su mandato, arrojó como saldo un total de 22 proiraníes muertos.

El Gobierno de Siria afirmó que el ataque aéreo perpetrado por Estados Unidos contra milicias proiraníes aliadas de Damasco, traerá consecuencias eincrementará la tensión en la región.

«Siria condena en los términos más enérgicos el ataque cobarde de Estados Unidos en las áreas de Deir al Zur cerca de la frontera entre Siria e Irak, que va contra las leyes internacionales y la carta estatutaria de la ONU, alertando de que traerá consecuencias», dijo el Ministerio de Exteriores, según la agencia oficial siria SANA.

Agregó que la decisión provocará además una «escalada» de la situación en Oriente Medio, de acuerdo con el medio de comunicación oficial.

El ejército estadounidense lanzó el jueves un ataque contra instalaciones en el este de Siria utilizadas por milicias respaldadas por Irán, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra ubicaciones de tropas estadounidenses en Irak, señaló el Pentágono.

De acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (por sus siglas en inglés, OSDH) el ataque dejó por lo menos 22 combatientes proiraníes muertos.

El ataque llegó después de tres ataques con cohetes contra instalaciones situadas en Irak y que son utilizadas por las fuerzas estadounidenses y de la coalición queluchan contra el grupo Estado Islámico.

Uno de esos ataques, a un complejo militar en Arbil, la capital de la región kurda, el 15 de febrero, mató a un civil y a un contratista extranjero que trabajaba con las fuerzas de la coalición y en él resultaron heridos varios contratistas estadounidenses y un soldado.

Los ataques en Irak llevados a cabo por grupos que se sospecha que operan bajo la dirección de Irán supusieron un desafío para el gobierno de Joe Biden, en un momento que abre la puerta a reanudar las negociaciones con Teherán sobre su programa nuclear.

La administración estadounidense dice que quiere reanimar el acuerdo de 2015, del que el expresidente Donald Trump salió en 2018, y que tiene como objetivo congelar las aspiraciones nucleares de Irán.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter