Alemana extiende restricciones por nueva ola de COVID-19

"Básicamente tenemos una nueva pandemia" dijo la canciller Angela Merkel

Este día, Alemania decidió dar marcha atrás al levantamiento de restricciones por la pandemia luego de confirmarse este día un drástico aumento de casos de COVID-19, en lo que la canciller Angela Merkel consideró como «una nueva pandemia».

“Básicamente tenemos una nueva pandemia”, dijo Merkel a reporteros en Berlín.

“En esencia tenemos un nuevo virus, obviamente del mismo tipo pero con características completamente distintas”, agregó. “Significativamente más letal, significativamente más contagioso (e) infeccioso por más tiempo”.

Al respecto, Merkel anunció que las restricciones programadas para concluir el 28 de marzo ahora estarán vigentes hasta el 18 de abril.

Hoy las cifras oficiales respaldaron a los partidarios del nuevo confinamiento -cuya parte más visible serán unas vacaciones de Pascua con movilidad muy limitada y desaconsejada y contactos personales restringidos- al confirmarse que la incidencia de la COVID supera los 100 casos semanales por cien mil habitantes.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología constató que la tendencia se confirma con 108.1 nuevos contagios, poco más que la jornada precedente pero afianzando una escalada que se teme exponencial durante las próximas semanas.

Las nuevas restricciones aplican el freno a la desescalada, una carta que ya acordaron dejarse guardada por si la situación se deterioraba el Gobierno y los estados federados antes de la maratoniana reunión del lunes cuyos resultados anunciados de madrugada dejaron traslucir tensiones y marcadas diferencias cuyo relato contaron hoy en detalle medios alemanes.

Durante las horas de videoconferencia entre la Canciller, Angela Merkel, y los primeros ministros de las regiones alemanas se hicieron patente las marcadas diferencias de criterio y estrategia, por ejemplo, entre estados del norte, menos partidarios de más restricción, y otros como Baviera, decididamente apostando por el cierre de la vida pública para frenar el avance de la tercera ola.

Desde su última reunión hace tres semanas, en la que ambas partes accedieron a un plan para relajar las restricciones, varios estados han intentado no tener que volver a implementar confinamientos más estrictos aún cuando el número semanal de nuevas infecciones supere las 100 por cada 100 mil habitantes por tres días consecutivos.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter