AMLO ve censura de Twitter y Facebook hacia Donald Trump

El mandatario cuestiona decisión de redes sociales y las acusa de erigirse como ‘tribunal de la Santa Inquisición’; aclara que no toma partido por nadie en política exterior

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a Twitter de erigirse como tribunal de la Santa Inquisición para decir quién sí y quién no puede hacer uso de su libertad de expresión a través de esa red social.

A propósito de la suspensión que hizo Twitter de la cuenta del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por considerar que violó las normas de civilidad e incitar a la violencia, el mandatario mexicano alertó que se trata de un retroceso en las libertades de las personas en todo el mundo debido a que la acción de censura no se originó por parte de ninguna autoridad o ley, sino de una empresa.

«No puede haber retrocesos, ¿cómo se va a censurar a alguien? A ver te castigo porque yo juez, como la santa inquisición, considero que lo que estás diciendo es perjudicial, ¿dónde está incluso la norma, la legislación, dónde está reglamentado? Eso es un asunto de estado, no es un asunto de las empresas», aseveró el presidente en su conferencia matutina.

De esta manera, López Obrador defendió el derecho de libertad de expresión de Donald Trump y sostuvo que «no le gustó y tampoco está de acuerdo con la decisión de Twitter»; sobre todo porque él y su gobierno han padecido y padecen los intentos de censura.

Cuestionó el hecho de que las redes sociales como Twitter y Facebook hicieron posible una comunicación libre, sin censura entre las personas y ahora se pretende regresar a lo de antes.

Si eso ocurre, imagínense en el caso de México sólo prevalecerán los medios de comunicación de siempre y las grandes cadenas de televisión del extranjero, estimó el presidente.

«Si se censura en las redes sociales ¿qué va a quedar? Los medios de comunicación convencionales históricamente se han sometido al poder con honrosas excepciones; entonces, la libertad se expresa por entero en las redes sociales, es lo nuevo. Si ahí empieza la censura, pues es motivo de preocupación», remarcó el jefe del Ejecutivo federal.

En cuanto a la toma del capitolio por parte de seguidores de Trump, López Obrador aseguró que no toma partido como parte de la política exterior de México y aun cuando lamentó los hechos de violencia que acapararon la atención mundial y que generaron distintos comentarios por parte de varios jefes de estado, López Obrador dijo que los estadounidenses deben resolver sus conflictos por la vía pacífica.

Por segunda ocasión, señaló que no fue invitado a la toma de posesión de Joe Biden el próximo 20 de enero como nuevo presidente de los Estados Unidos.

Estimó que para eso están los funcionarios diplomáticos y aseguró que no habrá ningún problema con la relación entre la nueva administración estadounidense y su gobierno.









Información vía: Excelsior

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter