Ariel Maldonado: de secuestrador a candidato de Morena

Corrupto juez lo exoneró y Maldonado Leza huyó al extranjero al salir de prisión, ahora busca gobernar Ramos Arizpe abanderado por Morena.

El actual candidato de Morena a la Alcaldía de Ramos Arizpe, Ariel Maldonado Leza, ha encendido las alarmas de la ciudadanía, pues a pesar de que se ostenta como una buena persona preocupada por el bienestar de la ciudad, le persigue un oscuro pasado manchado por el secuestro, cárcel y corrupción.

Ariel Maldonado Leza enfrentó en 1998 cargos por el secuestro del empresario Carlos Pilgram Santos, llevado a cabo en 1997 junto con cuatro de sus colaboradores cuando se desempeñaba como agente de la Coordinación Interinstitucional de la Dirección General de Investigaciones de Secuestros de la PGR, acto por el que cobró 600 mil pesos de rescate a la familia del empresario.

Fue en 1998, cuando familiares de la víctima lo reconocieron como el secuestrador, fue aprehendido en el mismo año y un juez federal lo condenó a 19 años de prisión.

Extrañamente, el caso llegó a manos del juez José Guadalupe Luna Altamirano, quien, sin adentrarse tanto en el caso, declaró que no existían suficientes elementos para procesar a Maldonado Leza y lo dejó en libertad.

Dispuesto a seguir con su vida, Ariel Maldonado huyó a España tras ser liberado. Pero a mediados de 1999 el juez Rubén Arturo Sánchez Valencia ordenó su reaprehensión, por lo que se solicitó el apoyo de la Interpol para su detención, siendo extraditado desde España en 2005, y en su llegada a México se le condenó a cumplir los 19 años de prisión a los que fue sentenciado.

El candidato de Morena, solamente cumplió 3 años de su condena pues fue liberado en 2008 por supuestas dudas sobre su participación en el secuestro de Carlos Pilgram, gracias a una sentencia contradictoria pues en el documento se le acreditaron a Maldonado Leza los delitos, pero quedó absuelto de ellos y se ordenó su “inmediata libertad”.

Luego de una queja interpuesta por el padre de Carlos Pilgram, el juez Luna Altamirano fue investigado y en un principio se ordenó la suspensión por tres meses sin goce de sueldo, luego se le separó del cargo, y a 4 años de esa decisión se detectó que era el responsable de tres fallos contrarios a derecho, además de evitar la acumulación de antigüedad de tres funcionarios y abandonar su tribunal en un día hábil.

Cabe señalar, que el polémico juez encargado del caso, fue también quien liberó a uno de los hijos del narcotraficante “El Chapo” Guzmán, al señalar que no existía relación entre el acusado y el Cártel de Sinaloa.

Estas supuestas conductas están relacionadas con la donación de una casa de 4.9 millones de pesos a una de sus hijas y supuestos depósitos injustificados por 2.7 millones y transferencias y retiros por 8.4 millones de pesos.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter