Asesinan a reportero Julio Valdivia en Veracruz

Esta tarde fue hallado el cuerpo sin vida del periodista Julio Valdivia. Los primeros informes señalan que estaba decapitado sobre las vías del tren que pasa por el municipio de Tezonapa.

Julio Valdivia, de 44 años, cubría nota roja en los límites de Oaxaca y Veracruz por un sueldo de mil pesos semanales. A bordo de su motocicleta, atendía durante las madrugadas asesinatos y secuestros en una región donde, refirieron reporteros de esa región, la agenda “la dicta la delincuencia organizada”.

El cuerpo de Valdivia (partido en dos) fue encontrado la tarde de este 9 de septiembre sobre las vías del ferrocarril en el municipio de Tezonapa, donde también él radicaba. Sus victimarios lo decapitaron. Su motocicleta fue abandonada sobre un riel; su cabeza la arrojaron a diez metros de distancia, sobre la gravilla de ese lugar.

Compañeros de Julio, apodado El Tigre del Norte -por un mechón de canas que se asemejaba al de un músico de una agrupación norteña- compartieron que, al igual que ellos, desde hace seis meses trabajaba en el periódico El Mundo de Córdoba por un sueldo de mil pesos semanales, por decisiones de esa empresa.

Tezonapa es un municipio veracruzano que limita con el estado de Oaxaca. Ese lugar es escenario constante de asesinatos y otros hechos violentos.

Junto a su cuerpo, se informó, estaba la motocicleta que utilizaba para trasladarse para realizar sus actividades.

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas, la Secretaría de Seguridad Pública y el gremio periodístico condenan “el asesinato” del periodista Julio Valdivia, quien trabajaba para diario El Mundo y fuera encontrado decapitado este martes a las orillas de las vías del tren en el lugar conocido como Presidio, perteneciente a Tezonapa.

En una publicación por parte de la Secretaria de Seguridad Pública, el titular de esa dependencia, Hugo Gutiérrez Maldonado, dijo condenar “el cobarde asesinato” y que la Fiscalía General del Estado de Veracruz seguramente trabajará para que los hechos no queden impunes.

En una emotiva despedida por parte de uno de sus compañeros que cubría la misma fuente, se puede leer que fue desde el mediodía cuando el también padre de 2 hijos, Julio Valdivia, de 48 años, dejó de responder el celular, perdiendo comunicación hasta que fue hallado sin vida.

Sobre este hecho, la Comisión Estatal de Atención a Periodistas (CEAPP) indica que el comunicador no había reportado alguna situación o amenaza que considerara un riesgo para su seguridad, por lo que hace especial hincapié en que el periodista no tenía medidas de protección especiales.

Este miércoles, en punto de las 10:30 de la mañana, periodistas, fotógrafos y reporteros que conocieron a Julio preparan ya una caminata del parque central de Córdoba a las instalaciones de la Fiscalía en donde con carteles y levantando la voz esperan se escuche el grito de exigencia de justicia por este y mucho otros asesinatos y agresiones a periodistas.











información vía: El Sol de México

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter