Asesinos de Marisa Valdés la robaron y atacaron sexualmente

En la audiencia inicial salieron a relucir detalles sobre los hechos violentos perpetrados en contra de la conocida saltillense.

Este viernes, fueron imputados cuatro de los cinco involucrados en el secuestro y asesinato de Marisa Valdés, de 64 años, quien desapareció hace una semana en Saltillo y que luego fue encontrada sin vida los límites de Coahuila y Nuevo León.

Durante la audiencia inicial, el Ministerio Público señaló a que Marisa Valdés habría sido extraída de su domicilio para ser víctima de un robo que se transformó en secuestro.

La teoría de las autoridades señala que el pasado viernes Karen «N», empleada doméstica de la reconocida saltillense, abrió las puertas del domicilio ubicado en el Residencial Fátima, a dos de los acusados, con el fin de atarla de manos para sacarla de su vivienda y perpetrar el robo.

Entre los dos hombres que la extrajeron de su casa se encuentra Abel «N», esposo de la empleada doméstica, quien ocultó a la víctima en su propio vehículo, mientras Brayan «N», extraía algunas pertenencias de la víctima.

Durante la audiencia, también se informó que fue el mismo 7 de mayo, cuando Brayan «N» descargó los objetos robados en una vivienda de la colonia Valle de las Flores, por lo que Abel «N» decidió trasladar a la víctima a una casa de seguridad improvisada por José «N» (quien se encuentra prófugo), en el ejido Puerto México, donde la tuvieron secuestrada durante varios días, y donde además fue abusada.

Fue el 10 de mayo, cuando Marisa fue llevada al ejido El Mezquite, en el estado de Nuevo León, mismo donde José «N» le realizó un corte en el cuello, acabando con su vida.

La necropsia practicada a la víctima señala que murió por un shock hipovolémico, producido por una herida de arma blanca en el cuello.

Luego del homicidio, Marisa Valdés fue abandonada sin vida sobre la carretera, siendo encontrada por autoridades de Nuevo León que dieron aviso a sus homólogos en Coahuila.

Trascendió que el monto robado a Marisa Valdés, asciende a 140 mil pesos, que fueron retirados de sus tarjetas de banco, además de objetos de valor sustraídos de su domicilio. Además de otro sujeto identificado como Édgar «N», quien también habría participado en los hechos delictivos.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter