Atacan a familia en Nuevo Mirasierra; les queman vivienda y un vehículo

Se registra riña campal al oriente, vecinos presumen que fue planeado.

Una fuerte riña campal se registró durante la medianoche del domingo en el cruce de las calles Mexicali y Candelarias de la colonia Nuevo Mirasierra.

De los violentos hechos, se registró como saldo una vivienda y un vehículo incendiados, además de otro inmueble equipado como tienda de abarrotes vandalizado y saqueado, y un vehículo más con graves daños.

Según vecinos del sector, pandilleros relacionados con los dueños del inmueble utilizado como tienda de abarrotes prendieron fuego a la vivienda de uno de sus vecinos, así como a un vehículo estacionado al exterior, presuntamente por viejas rencillas entre ambas familias.

Al momento del ataque, los afectados no estaban en su vivienda pues se encontraban en una reunión, por lo que fueron sus propios vecinos quienes les llamaron por teléfono para informarles de lo que ocurría en su domicilio.

Rápidamente los afectados llegaron a su hogar, encontrando la casa y un auto envueltos en llamas dejando cuantiosos daños a su paso, mismos que ascienden a más de 450 mil pesos.

La familia afectada señaló como responsables a los dueños de la tienda de abarrotes, pues ya habían tenido problemas con ellos en el pasado, incluso, habían presentado una denuncia en su contra, misma que nunca avanzó por lo que no se resolvió la situación por la vía legal.

Luego de provocar los daños, las decenas de rijosos huyeron a bordo de varias camionetas que ya los estaban esperando cerca del bulevar Otilio González, huyendo con rumbo desconocido para las autoridades, quienes, a pesar de presentarse en el lugar, no reportaron a ninguna persona detenida.

Según la versión de vecinos del sector, serían los mismos atacantes quienes habrían causado daños a propiedad para “tener una razón” de atacar a la familia con la que tenían conflicto desde hace varios años.

Luego de los hechos, una patrulla de la Policía Preventiva Municipal pernoctó en el lugar para resguardar las viviendas afectadas y que no se registraran más daños.

La pareja afectada señaló que teme por su vida y la de sus hijos, por lo que decidieron abandonar su vivienda y huir de la ciudad.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter