Avanza desarrollo de medicamentos contra el COVID-19

AstraZeneca dio resultados positivos en ensayos clínicos de fase 3 de su receta contra el Covid-19 y Merck va por píldora para combatir la enfermedad

Un cóctel de anticuerpos contra el covid-19 desarrollado por el laboratorio británico-sueco AstraZeneca dio resultados considerados positivos en ensayos clínicos de fase 3, anunció la farmacéutica el lunes en un comunicado.

Los ensayos del fármaco AZD7442, consistente en una combinación de anticuerpos, «dieron lugar a una reducción estadísticamente satisfactoria» de los «casos graves de covid-19 o de las muertes por la enfermedad en comparación con un placebo en pacientes no hospitalizados con síntomas leves o moderados «, explicado AstraZeneca.

Un 90 por ciento de los participantes pertenecían a categorías de pacientes tratados de alto riesgo de desarrollar formas graves de covid-19, incluyendo aquellos con comorbilidades.

Los participantes recibieron el tratamiento en los cinco días siguientes a la aparición de los primeros síntomas, y el análisis preliminar de los resultados muestra que el «AZD7442 redujo el riesgo de desarrollar covid-19 grave o mortal en el 67% de los casos en comparación con el placebo «, señala el comunicado.

«Dado que continúan los casos graves de covid-19 en todo el mundo, existe una necesidad importante de nuevas terapias como el AZD7442 para proteger a las poblaciones vulnerables», comentó Hugh Montgomery, profesor de medicina de cuidados intensivos en la University College London y uno de los principales investigadores en este ensayo clínico, en el que participaron 903 personas.

AstraZeneca presentará los datos a las autoridades sanitarias y ya presentó una solicitud a la administración de alimentos y medicamentos estadounidenses, la FDA, para que apruebe el fármaco para tratar el covid-19.

El grupo anunció en marzo un acuerdo con Estados Unidos para tratamiento país hasta suministrar 700.000 dosis de este con anticuerpos al este año por un total de 726 millones de dólares.

Y Merck va por píldora anti Covid

El laboratorio estadounidense Merck anunció el viernes pasado que pedirá al regulador de medicamentos de Estados Unidos, la FDA, autorización para comercializar una píldora que, según un ensayo clínico, reduce a la mitad los riesgos de hospitalización y muerte de pacientes con covid-19.

De ser autorizado, este fármaco oral sería el primer producto de este tipo en el mercado para tratar el covid-19, lo cual, después de las vacunas, representaría un gran avance en la lucha contra la pandemia.

Merck indicó que buscará «lo más rápido posible» la luz verde de la FDA para este fármaco, desarrollado con Ridgeback Biotherapeutics y llamado molnupiravir.

Los resultados del ensayo clínico son positivos, asegura la multinacional con sede en Nueva Jersey, antes filial de la alemana Merck y ahora una firma independiente también conocida como MSD.

El estudio se realizó en 775 personas con casos leves a moderados de covid-19 y al menos un factor de riesgo agravante, quienes tomaron el tratamiento dentro de los cinco días posteriores a los primeros síntomas.

La tasa de hospitalización o muerte en los pacientes que recibieron el fármaco fue del 7,3%, en comparación con el 14,1% de los que recibieron un placebo. No se observaron muertes en personas tratadas con molnupiravir, en comparación con ocho en el segundo grupo.

La eficacia de este antiviral es «una muy buena noticia. (…) Los datos son impresionantes», dijo a periodistas Anthony Fauci, asesor principal médico del presidente estadounidense Joe Biden, destacando la ausencia de muertes entre quienes ingirieron el fármaco.

Varios expertos advirtieron sin embargo que les gustaría ver los datos clínicos completos y enfatizaron que, si finalmente se aprueba, este tipo de tratamiento no debe sustituir la vacuna anticovid.

Fácil de administrar

Hasta ahora, las terapias anticovid, como los anticuerpos monoclonales y el remdesivir del laboratorio estadounidense Gilead, se han administrado por vía intravenosa, lo que frena su uso generalizado.

Para Peter Horby, profesor especializado en enfermedades infecciosas emergentes de la Universidad de Oxford, «un antiviral oral seguro, asequible y eficaz sería un gran avance».

«El molnupiravir parecía prometedor en el laboratorio, pero la prueba real era ver si tenía algún beneficio en los pacientes. Muchos medicamentos fallan en este punto, por lo que estos resultados provisionales son muy alentadores», dijo en un informe citado por el organismo británico Science Media Center.

Dado que el mercado es potencialmente enorme, varios laboratorios apuestan a este nicho, como el estadounidense Atea Pharmaceuticals y el suizo Roche, que están estudiando la eficacia de un tratamiento comparable, llamado AT-527.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter