Así será la la última etapa de la NFL
7 enero, 2019
Este niño logró que su familia dejara de comer azúcar
7 enero, 2019

Banxico le teme a los recortes de AMLO

Agustín Carstens Carstens se fue el 30 de noviembre de 2017 del Banco de México (Banxico) con un empleo y nueva vida en Suiza. No fue el caso de Fernando Luis Corvera Caraza y Pascual Ramón O’Dogherty Madrazo, dos figuras clave en la institución quienes un año después optaron por pedir su jubilación antes que ver reducidos sus ingresos por la Ley de Remuneraciones de Andrés Manuel López Obrador.

Corvera Caraza ganaba un sueldo de 137 mil 655 pesos como secretario de la Junta de Gobierno del Banxico. Además había trabajado en el área de Operaciones Bancarias, Mercado de Valores, Intermediarios Financieros, Disposiciones de Banca Central y Sistema Financiero.

O’Dogherty Madrazo percibía un salario de 141 mil 777 pesos y tenía a su cargo la Dirección General Estabilidad Financiera, un área fundamental en una economía como la mexicana.

Al pedido de retiro antes del 1 de diciembre de 2018 se sumaron otros mandos como Raúl Joel Orozco López, director de Intermediarios Financieros de Fomento; Juan Pablo Graf Noriega, responsable de la Dirección de Estabilidad Financiera; Alfonso Humberto Guerra De Luna, encargado de la Dirección de Asuntos Internacionales y Humberto Enrique Ruiz Torres, director jurídico del Banxico, según una lista a la que tuvo acceso El Sol de México.

Todos ellos eran piezas clave para las funciones del Banco Central y percibían 108 mil pesos al mes, un salario que sólo Andrés Manuel López Obrador puede ganar en el servicio público. Desde el inicio de gobierno del fundador de Morena ningún otro funcionario, legislador o empleado de los órganos autónomos, como Banxico, puede ganar más que el Presidente.

Del 1 de enero al 30 de noviembre de 2018 se habían registrado unas 230 jubilaciones y renuncia, la cifra más alta en la historia de la entidad.

Entre las renuncias destacan la de Lorenza Martínez Trigueros, directora General de Sistemas de Pagos y Servicios Corporativos, y de Roberto Del Cueto Legaspi, exgobernador del Banxico. Todos tenían un salario superior a los 108 mil pesos.

El Banxico promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional en contra de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos y los límites para la remuneración del Presidente de la República establecidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.

“Algunos servidores públicos de este instituto central y el Sindicato Único de Trabajadores del Banco de México (SUTBM) han promovido juicios de amparo respecto a la aplicación de diversas disposiciones de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, así como sobre ciertos efectos del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019”.

PRIVILEGIADOS

A los trabajadores de confianza y los 379 sindicalizados del Banxico se les paga cada año la mitad de la suscripción a un club deportivo. También tienen ese beneficio las esposas o concubinas de los trabajadores del organismo autónomo.

El gobernador, subgobernadores y directores generales tienen a su disposición un servicio de conducción de vehículos, según las Condiciones Generales de Trabajo del Banco de México.

“Los trabajadores podrán recibir, si el Gobernador así lo estima justificado, hasta un mes de salario con motivo de algún acontecimiento trascendental o inesperado no imputable al trabajador, que le exija gastos extraordinarios que afecten su presupuesto familiar”, explica el contrato.

Los empleados jefes de familia y con un salario mínimo bancario tienen derecho a recibir 20 por ciento del monto total de la renta de una habitación familiar y si cambian de ciudad cuentan con el beneficio de tener un crédito para adquirir una casa habitación.

CARSTENS, SIN LIQUIDACIÓN

Agustín Carstens, hoy gerente del Banco de Pagos Internacionales (BIS), no recibió una liquidación por estar al frente del Banco de México (Banxico), aunque el organismo le paga una pensión de 111 mil 912 pesos mensuales.

“Los miembros de la Junta de Gobierno de este instituto central, incluido su gobernador, no forman parte del personal de la institución, por lo tanto reciben honorarios por concepto de remuneración y, en consecuencia, al dejar el cargo no se le otorgó liquidación”, reveló el Banxico.

El organismo encargado de vigilar la política monetaria recuerda que Carstens fue gobernador del 1 de enero de 2010 al 30 de noviembre de 2017. “El derecho a jubilación sólo lo tienen los trabajadores del Banco de México”, señala un documento en poder El Sol de México.

Carstens Carstens adquirió el derecho a la pensión por haber sido trabajador del 15 de septiembre de 1980 al 1 de julio de 2003, dice el banco central.

De agosto de 2003 a octubre de 2006, el encargado del banco de bancos desempeñó el cargo de subdirector Gerente del FMI y fue miembro del Directorio Ejecutivo de la institución durante 1999-2000

También fue subsecretario de Hacienda y Crédito Público de México de 2000 a 2003, así como secretario de Hacienda y Crédito Público de diciembre de 2006 a diciembre de 2009.

El economista mexicano actualmente es gerente del Banco de Pagos Internacionales fundado en 1930 y que cuenta entre sus miembros a 60 bancos centrales que representan a países de todo el mundo y aproximadamente 95 por ciento del Producto Interno Bruto mundial.

Información vía: El Sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *