Cancelan contrato a empresa que iba a instalar 8 mil cajeros del Banco del Bienestar

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El Banco del Bienestar, que encabeza Diana Álvarez Maury, canceló a Vivcolmex el contrato para la instalación de ocho mil cajeros automáticos en sus sucursales, por los que desembolsarían alrededor de 10 mil 800 millones de pesos en los próximos cuatro años.

“Se les comunica la terminación anticipada del contrato con los debidos 15 días de anticipación determinados, siendo la fecha efectiva a partir del 22 de julio de 2020”, dice la carta que envía la institución financiera creada por la cuatroté a Ignacio Miguel Carral Kramer, Presidente del Consejo de Administración de Vivcolmex.

La misiva, cuya copia obra en poder de El Sol de México, explica que de continuar con las obligaciones pactadas, se puede ocasionar un daño o afectación al banco.

Vivcolmex, de acuerdo con el Banco del Bienestar, fue uno de los cuatro proveedores que presentaron su propuesta económica para la instalación de los cajeros, junto con Tkinov, Compañía Mexicana de Traslado de Valores y Servicios CJRADIO. “Como resultado de este estudio de mercado se puede apreciar el desglose de los montos unitarios de la propuesta más baja, misma que es ofertada por la empresa Vivcolmex”, dice el contrato confidencial firmado el 5 de diciembre del 2019, del cual este diario posee una copia.

El negocio, que entregaron por adjudicación directa, es decir, sin licitación de por medio, es por un monto mínimo de 281 millones de pesos y por un tope máximo de gasto de 10 mil 800 millones de pesos.

“La gran mayoría de la población se encuentra en situación de pobreza, carece de acceso al sistema bancario. En muchos municipios del país no existe una sola sucursal de instituciones financieras y ni siquiera un cajero automático”, dice en su justificación de esta compra la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Tomando como base la estructura del Banco del Bienestar, el gobierno federal está construyendo el Banco del Bienestar, cuyo propósito principal es ofrecer servicios bancarios a los beneficiarios de los programas sociales y eliminar el manejo de dinero en efectivo en la dispersión de los recursos a tales programas”.

El gobierno indica que así, con los cajeros, se eliminará la posibilidad de que se generen prácticas corruptas o clientelares en el manejo de los apoyos sociales.

Se acordó un pago mensual a partir del número de cajeros funcionando. La vigencia de contratación fue de cuatro años, según los documentos, para establecer una mejor estrategia comercial.

“La presente contratación permitirá contar con un servicio especializado que servirá de manera inmediata al Banco del Bienestar en la modernización y expansión de su red de sucursales y cajeros automáticos sin realizar una adquisición, evitando la obsolescencia tecnológica y asegurando su correcta operación y mantenimiento, lo que permitirá tener mayor cobertura de puntos de atención a los clientes y usuarios del banco”, explica el contrato.

Agrega: “La contratación será por equipos nuevos, lo que permitirá manejar o administrar sus cuentas de manera expedita y segura, evitando así el pago de comisiones por uso de cajeros de otros bancos”.

Lo cierto es que de las mil 350 sucursales que planea construir el Banco de Bienestar este año, sólo 47 están terminadas. Rabindranath Salazar, hasta este lunes su director, atribuyó el retraso a que personal del Ejército, encargado de las obras, fue removido a la reconversión de hospitales por la pandemia.

Otras 279 sucursales más están en construcción con diferentes grados de avance y 243 por iniciar, dijo el funcionario sobre uno de los programas insignia de la actual administración para llevar servicios financieros a los beneficiarios de programas sociales en las poblaciones más apartadas del país.

Vivcolmex, la empresa que vio caer de sus manos esta tarde un negocio de más de 10 mil millones de pesos, fue creada el 17 de noviembre de 2017, por María José Gazcón Arrechea y María del Rosario Anciano Haces, en la Ciudad de México.

Las accionistas crearon la empresa para comprar, vender, importar, exportar y distribuir productos relacionados con la industria textil y ropa en general, de acuerdo con las Actas Constitutivas, de las cuales cuenta con copia este diario.

También se dedicaría, dice el texto, a la compra, fabricación, maquila, importación y exportación de telas, materias primas y materiales para la industria textil.

El 6 de septiembre de 2018, la asamblea de accionistas, encabezada por José Rafael Guadalupe Carral Escalante, en ese momento, Presidente de Vivcolmex, modificó el objeto social de la empresa, para dedicarse a actividades de préstamo, créditos, así como para ser socios en empresas mexicanas o extranjeras que se dediquen a actividades de crédito o inversiones en fondos.

“En caso de que existan servicios efectivamente otorgados que se encuentren pendientes de pago en la fecha en que surte efectos la terminación anticipada, deberá acreditar plenamente su realización y entrega ante la Dirección General Adjunta de Tecnología y Operación del Banco del Bienestar, como área administradora del Contrato”, dice la carta que recibió Ignacio Miguel Carral Kramer.

Asimismo, le solicitan estar presente con su representante legal el próximo 22 de julio en las instalaciones del Banco del Bienestar.









Información vía: El Sol de México

Deja un comentario: