La mexicana Mayra González es nombrada presidente de ventas a nivel mundial de Nissan
28 junio, 2019
Alerta en 6 estados por robo de un cilindro de Gas Cloro
28 junio, 2019

Cancelan cooperación entre el Conacyt y la IP por recorte de presupuesto

Aunque la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, reconoció que existe un recorte de los recursos que se les daban a los 27 centros de investigación, pidió mayores medidas de austeridad.

Dijo que si es posible hacerlo en las oficinas del Conacyt, también se puede hacer en estos centros.

Acusó que existen elefantes blancos y nóminas paralelas que operan en algunos de estos centros, que los investigadores que se han quejado de los menores recursos no han denunciado.

“He estado ya platicando con cada uno de ellos en reuniones que hemos sostenido, todo el grupo de directores de los centros públicos de investigación, para asegurarles que, viendo cuáles son sus ejercicios de austeridad, cuáles son sus necesidades, también sus déficit, que déjenme decirles los heredamos del régimen pasado, cuáles son las condiciones de precariedad de estas nóminas paralelas, a veces en algunos centros tenemos más de 200 abogados en despachos que están encargados ahí de trabajar en conjunto con los centros públicos de investigación, hay mucho que ordenar, hay mucho que revisar”, aseguró Álvarez-Buylla.

Agregó que “nos dejaron ahí varios pasivos en términos, ya sea construcciones a manera de elefantes blancos o construcciones a medias; todo esto también implica un reto, de esto no han hablado demasiado algunos de estos directores de los centros públicos de investigación, pero estaremos dando a los medios también una lista pormenorizada de todos estos pasivos, qué implica, con mucha responsabilidad de estudiar cómo es que lo que vamos a aprovechar y a rescatar, que dejen de ser pasivos para pasar a ser una infraestructura activamente útil para la nación”.

La investigadora también acusó a la iniciativa privada de ser la beneficiaria final de los fondos que fueron transferidos al organismo de 2013 a 2018.

Presentó una gráfica donde se muestra que casi 50 por ciento fueron transferidos a sector privado, es decir 35 mil 175 millones de pesos.

“Estos 35 mil 175 millones de pesos corresponden a más de 31 mil millones directamente transferidos de Conacyt a entidades privadas, y el resto son transferencias indirectas. El Consejo se los transfirió a algunas paraestatales, incluyendo instituciones como el Instituto Mexicano del Petróleo o los propios centros públicos de investigación coordinados por el Conacyt, y estos a su vez los transfirieron a entidades privadas”, explicó la funcionaria, ayer, en la conferencia de prensa en Palacio Nacional.

“Esta transferencia de recursos públicos de la cabeza del sector al sector privado se justificó en el sexenio pasado y en sexenios anteriores por el hecho de que se argumentaba que se estaba incentivando la innovación (…) Esto parecería que implicó una mejoría en términos de innovación. Sin embargo, es muy preocupante ver que cuando vemos la eficiencia de innovación, no solamente se mantuvo igual, sino que bajó y bajó muchos más lugares, más del doble de los lugares que aumentó en términos de la inversión, que en este caso le llamamos gasto, porque si al gastar más la eficiencia baja, algo está sucediendo. Esto nos sugiere que hay una fuga, una fuga de recursos importantes o inclusive algo más activo de una fuga, porque es muchísimo dinero el que se transfirió del Conacyt en el sexenio pasado a iniciativa privada que ni siquiera logró aumentar la eficiencia de innovación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *