China promete donar mil millones de vacunas para África

La promesa de China se produce ante la propagación de una nueva variante del coronavirus, conocida como Ómicron

El presidente Xi Jinping dijo este lunes que China ofrecería otros mil millones de dosis de vacunas contra el covid-19 a los países de África y alentaría a las empresas chinas a invertir no menos de 10 mil millones de dólares en el continente durante los próximos tres años.

Xi detalló que 600 millones de dosis se entregarán en forma de donaciones y 400 millones en otras formas, como la creación de unidades de producción de vacunas.

La promesa de dosis adicionales de vacunas, además de los casi 200 millones que China ya ha suministrado al continente, se produce ante la propagación de una nueva variante del coronavirus, conocida como Ómicron, que se identificó por primera vez en el sur de África.

En un discurso en la apertura del Foro de Cooperación China-África, Xi también dijo que se establecería un centro transfronterizo de yuanes para proporcionar a las instituciones financieras africanas una línea de crédito de 10 mil millones de dólares, sin dar más detalles.

Las importaciones totales de China desde África, una de sus fuentes clave de suministro de petróleo y minerales, alcanzarán los 300 mil millones de dólares en los próximos tres años, dijo Xi.

El mandatario chino agregó que las partes cooperarán en áreas como salud, innovación digital, promoción comercial y desarrollo verde.

África: el continente olvidado

Mientras en Norteamérica el 55 por ciento de la población está completamente vacunada contra el Covid-19 y en Europa el 58 por ciento de todas las personas ya recibió sus dosis, en África esta cifra apenas es del 7.2 por ciento.

Se trata del continente que menos acceso ha tenido a las inyecciones desarrolladas por los grandes laboratorios para reducir la mortalidad y la enfermedad grave sobre el nuevo coronavirus. 

Los expertos han afirmado que esta inequidad no solo se traducirá en enfermedad y muerte, sino en la posibilidad de que el virus que causa el Covid-19 siga mutando, lo que pone en peligro a toda la humanidad.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, informa estar orgulloso de haber donado casi 140 millones de vacunas en 90 países.

Sin embargo, lo que más importa no es el número absoluto de vacunas que se han distribuido o cómo se posicionan los países en la escala de la liga mundial de vacunación. Es el número de vacunas en relación con las necesidades que se han puesto a disposición y el número de vacunaciones en el país más vacunado en relación con el número de vacunaciones en el país menos vacunado.

La guerra de Covid se ganará o perderá en el campo de batalla de la equidad. Y la equidad es un asunto relativo, no absoluto.

Pero en África se encuentran los niveles más bajos, por ejemplo, en Tanzania era de 0.57 vacunas totales por cada 100 personas y la Guinea Ecuatorial tenía 26.34 vacunas totales por cada 100 personas.

La eficacia de la vacunación como estrategia de salud pública seguirá comprometida mientras un gran número de la comunidad mundial permanezca sin vacunar. 

Si bien todavía hay mucho que aprender sobre el comportamiento y el impacto de Omicron, la comunidad global debe demostrar y comprometerse con un apoyo real a los países que hacen lo correcto al compartir información de manera rápida y transparente.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter