Dependencias contradicen a AMLO y siguen acudiendo al outsourcing

De acuerdo al diario El Universal, son varias las dependencias que continúan con este tipo de subcontratación, la cual el propio presidente intenta declarar ilegal

El presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de la secretaría de Trabajo y su titular Luisa María Alcalde, ha impulsado la prohibición de la subcontratación de personal (outsourcing) e incluso han promovido una reforma para castigar con cárcel a los empresarios que incurran en esta práctica.

Sin embargo, el propio gobierno federal que encabezan, ha continuado con esta práctica que se venía ejerciendo desde sexenio anteriores.

Y no solo eso, sino que las dependencias han licitado nuevas subcontrataciones ya en el presente gobierno, como huzo público este día una investigación del diario El Universal.

A través de la plataforma CompraNet, la investigación encontró que las secretarías del Bienestar, SEDENA, SAT, IMSS y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), firmaron contratos con empresas de outsourcing para trabajos profesionales y de limpieza, contradiciendo las políticas del presidente.

El propio mandatario federal aseguró el pasado 18 de noviembre de 2020, que todos esos contratos en su gobierno se terminarían y que ellos serían los responsables de pagarles a los empleados sin intermediarios.

“Es ilegal la subcontratación en el caso de los servidores públicos. Todo lo que pueda existir de subcontratación se termina en el gobierno, no puedo mandar una iniciativa [al Congreso de la Unión y permitirlo en el gobierno federal]. No creo que haya ningún problema para la regularización, no tenemos por qué tener intermediarios. Donde haya [subcontratación o el llamado outsourcing], se termina. El gobierno se hace cargo”, subrayó.

Incluso llegó a culpar a este tipo de subcontratación de haber propiciado la pérdida de mas de 200 mil empleos durante la pandemia.

La investigación da cuenta que tanto la Secretaría del Bienestar como la SEDENA, contratan a diferentes empresas para servicios de limpieza, mientras que el Instituto Mexicano del Seguro Social, tiene contratos para diversos servicios, como son hospitalización, hemodiálisis, uso de ambulancias, atención siquiátrica, análisis clínicos y para labores de seguridad de sus unidades médicas y de sus centros vacacionales.

Por su parte, la CNBV tiene contratos con empresas privadas de seguridad y vigilancia, pese a que también en ese respecto, el presidente ha declarado que dichos servicios deben estar a cargo de corporaciones de seguridad del gobierno federal, como son la Guardia Nacional y el Servicio de Protección Federal.









Información vía: El Universal

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter