Derrumbe en línea del metro deja al menos 23 muertos y 70 heridos

Autoridades dieron a conocer que hasta el momento no han sido identificados todas las personas heridas.

Hasta el momento un total de 23 personas han fallecido y más de 70 se reportan como heridas tras el colapso del puente de la Línea 12 del metro en la Ciudad de México, ocurrido durante la noche del lunes.

Fue alrededor de las 22:25 horas cuando la estructura que soportaba uno de los tramos exteriores del metro, se desplomó sobre una de las principales vialidades al sureste de la capital.

El derrumbe del puente y la caída de dos de los vagones del convoy dejó atrapados a algunos vehículos que circulaban por la vialidad al momento del accidente, así como a decenas de personas que viajaban en el metro.

Los vagones circulaban entre las estaciones Olivos y Tezonco cuando ocurrió el colapso del puente sobre la avenida Tláhuac, en donde algunas cámaras de seguridad captaron el momento preciso del accidente.

Rápidamente, vecinos de la zona fueron los primeros que respondieron al tratar de rescatar de los escombros a quienes se encontraban atrapados, dando también el reporte a los servicios de emergencia y Protección Civil capitalinos.

Al lugar llegaron rescatistas, así como miembros del Ejército, que se desplegaron por toda la zona y acordonaron el lugar para realizar las maniobras de rescate, en la que se consideró la peor tragedia ocurrida desde el sismo de 2017.

REPORTARON DAÑOS

Trascendió que vecinos del sector habían reportado en 2017 que tenían sobre el colapso de dicha estructura, pues después del sismo de septiembre de ese mismo año, la construcción sufrió graves daños, aunque autoridades informaron que en enero de 2018 se realizaron trabajos de reparación durante 3 meses con una inversión de 15 millones de pesos, pues se había detectado un daño en una de las estructuras principales del puente, la columna 69, que sostenía uno de los tramos de la línea.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, llegó al lugar de los hechos y estuvo informando a lo largo de la noche y madrugada, sobre la condición de los heridos y los hospitales a los que fueron trasladados.

El ahora canciller Marcelo Ebrard, responsable de la construcción de esta línea del metro durante su gestión como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal (2006-2012), aseguró que se pondrá a disposición de las autoridades y facilitará todo lo que esté a su alcance para las investigaciones correspondientes.

Entre las víctimas hay menores de edad, según ha informado a los medios de comunicación. Los hospitales del sur y sureste de la ciudad se habían llenado de familiares buscando a sus hijos, esposos o hermanos en las listas que se fueron colgando a la puerta de algunos centros y compartido por redes sociales, pero no todos los heridos han sido identificados. La jefa del Gobierno ha señalado: “Por el momento, nuestra tarea principal es atender a las personas que están en los hospitales y a los familiares de las víctimas que lamentablemente fallecieron. La Fiscalía ha iniciado todas las investigaciones para poder conocer qué fue lo que ocurrió en este incidente”. A esa hora, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no se había manifestado sobre la peor tragedia de la capital en años.

Claudia Sheinbaum ha asegurado que ya se ha abierto una investigación para esclarecer el suceso y ha insistido en que se depurarán responsabilidades.

CONSTRUCCIÓN FUE UN ESCÁNDALO

La Línea 12 del metro, inaugurada en octubre de 2012, fue durante muchos meses motivo de orgullo de la izquierda mexicana, que presumía de una histórica inversión de mil 800 millones de dólares y de que ofrecía servicio diario a casi medio millón de personas que antes no podían cruzar rápidamente una zona del sureste de la capital. Sin embargo, ya en 2014, se tuvo que suspender el servicio en 11 de las 20 estaciones que la conforman por “oscilaciones detectadas en las vías” que podían ocasionar un descarrilamiento.

Durante la gestión del actual canciller, Marcelo Ebrard, entonces como dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la construcción de esta línea se vio envuelta en un escándalo de corrupción que afectó a más de 30 funcionarios. Inaugurada al filo de terminar su mandato, poco más de un año después el funcionamiento fue suspendido por el nuevo alcalde Miguel Ángel Mancera, aduciendo una serie de irregularidades y defectos que ponían en peligro a los pasajeros.

La polémica fue un duro golpe a la carrera política de Ebrard, su trayectoria ascendente se truncó a partir de aquello. En 2015, irrumpió, altavoz en mano, en la Cámara de Diputados. Quería hacerse escuchar en una sesión de la comisión parlamentaria que investigaba el uso de 26 mil millones de pesos de presupuesto, casi un 50% más del monto previsto, en una operación en la que estuvieron involucradas grandes empresas como la mexicana ICA o la española CAF.

Te puede interesar:

Etiquetas: