Diputados avalan nueva cédula de identidad con datos biométricos

La nueva cédula de identidad podrá ser impresa o mostrarse a través de dispositivos electrónicos.

Con 426 votos a favor, uno en contra y 3 abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con el que se expide una nueva Ley General de Población, la cual contempla la creación de la nueva cédula de identidad para la población mexicana.

Con esta ley se faculta a la Secretaría de Gobernación para que integre una base datos con la información de cada ciudadano, incluso con datos biométricos, con lo que se elaborará la cédula de identidad que se ha buscado desde hace años.

“La Cédula Única de Identidad Digital se expedirá a toda la población del país y a los mexicanos residentes en el extranjero, la cual podrá ser impresa o mostrarse a través de dispositivos electrónicos”, subraya el ordenamiento aprobado.

Además, se contempla la creación del Servicio Nacional de Identificación Personal, para validar la identidad de cada persona, para lo cual se tendrá que pagar derechos.

La diputada de Morena, Rocío Barrera Badillo, explicó que el dictamen reconoce que el perfil demográfico del país ha experimentado en las últimas décadas una profunda transformación y se crean normas que satisfacen de manera efectiva las necesidades sociales. Establece las bases de la nueva política poblacional al garantizar el derecho a la identidad de cada una de las personas que integran México con la creación de una cédula única digital.

También de Morena, el diputado Javier Ariel Hidalgo Ponce afirmó que esta normatividad tiene un espíritu transformador al materializar el derecho a la identidad aprovechando el avance tecnológico con la creación de la cédula de identidad digital, que será una herramienta clave para el desarrollo nacional, porque podría ser utilizada en las consultas populares.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche (PVEM) pidió que se destinen los recursos suficientes a fin de que la población cuente con la Cédula Única de Identidad Digital y se convierta en el documento oficial de identificación ante las autoridades.

Se avaló con una propuesta de modificación planteada por el diputado Rubén Cayetano García (Morena) para adicionar las fracciones V y VI al artículo 48 y establecer que el Registro Nacional de Población debe contener el número del certificado de discapacidad, emitido por la autoridad competente del sector salud, cuando corresponda; y la auto-adscripción como integrante de los pueblos indígenas o población afromexicana, en los términos que establezca el reglamento.

El dictamen que se envió al Senado de la República para sus efectos constitucionales cita que la nueva ley tiene por objeto establecer las bases de coordinación interinstitucional para formular y conducir la política de población e interculturalidad que atienda las causas y consecuencias de la dinámica demográfica, y garantice el derecho a la identidad.

También, regular la operación del Registro Nacional de Población, y del Servicio Nacional de Identificación Personal, así como la organización y funcionamiento de las instancias competentes en materia de población, registro e identidad de las personas.

Otro objetivo es definir las políticas de movilidad humana y de interculturalidad para salvaguardar los derechos humanos y sus garantías derivadas de éstas.

Asimismo, hará uso de todos los mecanismos a su alcance para contrarrestar el racismo, discriminación por cualquier causa, segregación, misoginia, homofobia, la censura a cualquier profesión religiosa, xenofobia y el discurso de odio, por razones de su origen, identidad, religión, género, discapacidad, problemas de salud, orientación sexual y todo otro tipo de marginalización y exclusión.

Puntualiza que son principios rectores de esta ley: el enfoque de derechos humanos y su respeto irrestricto; la transversalidad de la política de población; el federalismo; la transparencia y rendición de cuentas; la perspectiva intercultural.

Asimismo, la perspectiva de género y de curso de vida; el desarrollo sostenible; el bienestar social e individual, y la promoción de la participación de los órdenes de gobierno en la política de población.

Al fundamentar el dictamen, el diputado César Agustín Fernández Pérez (Morena) afirmó que la legislación vigente que data de 1974 ha quedado rebasada por desafíos poblacionales que deben ser atendidos con urgencia.










Información vía: Aristegui Noticias

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter