Disminuye el uso de dinero en efectivo por temor al COVID-19

El temor al contagio impulsó a los mexicanos a usar pagos sin contacto

Al menos cinco millones de mexicanos abandonaron el uso de dinero en efectivo para hacer sus actividades diarias en medio de la pandemia por miedo a contagiarse de coronavirus, detalló el Banco de México en el estudio Medios de pago usados en la pandemia.

Pero la contingencia no sólo limitó a los billetes y monedas, pues también se redujo la cantidad de transacciones realizadas con tarjetas de crédito o débito.

De acuerdo con el estudio, cerca de tres millones de personas ya no usaron sus tarjetas de crédito o débito para realizar las compras del día.

Este comportamiento se hizo más evidente en las entidades con 50 mil o más habitantes, sin importar el comercio ni el bien o servicio a pagar.

Desde el inicio de la contingencia sanitaria, la banca del país y algunas cadenas comerciales lanzaron campañas para promover el uso de pagos sin contacto y así prevenir contagios de coronavirus.

Las autoridades sanitarias del país no confirmaron que el Covid-19 se transmita a través de billetes o monedas, pero la recomendación siempre es lavarse las manos después de interactuar con el dinero.

El Museo Interactivo de Economía (MIDE) emitió una serie de medidas para desinfectar el efectivo y cuidar su material de fabricación, ya que algunos billetes o monedas podrían decolorarse o arrugarse fácilmente.

Gracias a esta baja en el uso de billetes o monedas, los canales digitales, como el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) y el Cobro Digital (CoDi) crecieron su uso durante los meses de la crisis sanitaria.

El SPEI es un canal desarrollado por Banxico para que todas las personas puedan realizar transferencias electrónicas entre cuentas de diferentes bancos de manera casi instantánea, mientras que CoDi es una herramienta para realizar pagos a través de un código QR.

Citibanamex fue uno de los bancos más beneficiados por esta adopción digital, pues al cierre de año espera tener 1.4 millones de cuentas enroladas en CoDi.

Según Rodrigo Kuri, director general adjunto de la institución, los clientes digitales también crecieron a un ritmo de 30 por ciento entre marzo y diciembre, aunado a un aumento de 100 por ciento en las transacciones que registró la institución.

A lo largo del año, se establecieron diversas alianzas con empresas para ampliar el uso de CoDi. La primera de ellas fue con la cadena de autoservicio Chedraui, con lo que se permitió el cobro con este canal en las 307 tiendas de la firma.

También se sumó La Comer, con sus 73 sucursales a nivel nacional; Almacenes Anfora, con 27 establecimientos y Farmacias del Ahorro, con mil 600 farmacias.

CELULAR, EL FAVORITO

Durante los meses de confinamiento, Banxico destacó que la gente prefirió el celular como medio para hacer alguna operación bancaria, desde transferencias, consultas de saldo hasta los pagos de servicios, entre otras funciones.

También identificó que las operaciones telefónicas, por internet, cajeros automáticos y mediante algún punto de conveniencia, como Oxxo o 7Eleven, ganaron preferencia entre los mexicanos.

Banxico expuso que los habitantes del país cambiaron sus hábitos de compra, pues al menos dos de cada 10 personas hicieron más pedidos de comida a través de aplicaciones que antes de la pandemia.

A pesar de las restricciones sociales y recomendaciones para quedarse en casa, tres de cada 10 individuos asistieron a un comercio o establecimiento para comprar algún artículo, y sólo dos de cada 10 lo hicieron a través de internet.








Información vía: El Sol de México

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter