Drogan a un hombre de 63 años para robarle dos pinturas, una de Frida y otra de Tamayo

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El domingo pasado, el señor Jaime Gerardo, de 63 años, se encontraba en su domicilio, alrededor de las 18:00 horas una pareja llamó a la puerta pues dijeron estar interesados en un par de obras de arte que el hombre pretendía vender.

Días antes, el hombre le había ofrecido a la dueña de una agencia de autos venderle los dos cuadros. Uno era la obra conocida como “Yo y mis pericos”, de Frida Kahlo; el otro era un cuadro pintado por Rufino Tamayo.

El señor Jaime Gerardo le creyó a la pareja que llegó a tocar a su casa, cuenta que los vio “bien vestidos” y eso le dio confianza de dejarlos entrar.

Cuando estaban en la sala, les ofreció algo de tomar. Él también se sirvió algo.

Pasaron unos momentos y … cuando el señor Jaime despertó en su casa de la alcaldía Miguel Hidalgo, apenas podía moverse. Le dolía la cabeza y no sabía bien a bien qué le había pasado. La pareja que llegó la noche anterior y que decía estar interesada en comprarle sus cuadros de Frida Kahlo y de Rufino Tamayo ya no estaba… y las pinturas tampoco.

Aquella pareja lo drogó y le robó. No sólo se llevaron los cuadros, también cuatro relojes Cartier, 16 mil dólares en efectivo y hasta los cubiertos y los utensilios de plata.

El robo en la colonia San Miguel Chapultepec quedó registrado dentro del expediente CI-FMH/MH-4/UI-2S/D/00296/07-2020 de la Fiscalía de Justicia de Ciudad de México (FGJCDMX).

Las autoridades suponen que, en un momento de distracción, disolvieron algo en su bebida para drogarlo y provocar que se durmiera.

“El denunciante refirió que pasados unos minutos empezó a sentir mucho sueño, sin saber el motivo y sin saber en qué momento se desvaneció”, se lee en el expediente del caso.

Fue hasta el día siguiente, ya por la tarde que Jaime despertó, eran las 18:00 horas cuando reaccionó.

Apenas revisó, notó que la pareja había escapado con sus cosas, se llevaron las dos pinturas que él estaba tratando de vender, los utensilios y cubiertos de plata, los relojes y el dinero en efectivo.

Ahora la Policía de Investigación (PDI) busca a la pareja de ladrones e intenta rastrear los cuadros hurtados.

Deja un comentario: