EUA le ofrece a Venezuela 20 mdd
24 enero, 2019
“El niño verde”, diputado plurinominal (nadie votó por él) faltó a 40 de 44 sesiones del congreso
24 enero, 2019

“El borras”… de maltrato animal a estrella de cine

Yalitza Aparicio se ha convertido en EL tema cuando se trata de hablar de Roma, la película dirigida por Alfonso Cuarón. Sin embargo, otra estrella del filme que también ha robado reflectores (y corazones) es el Borras, el perrito de la familia.

De hecho, en redes sociales ya ha ganado un gran número de fans, quienes han pedido que sea nominado a Mejor Lomito de Reparto (en lo cual estamos totalmente de acuerdo).

Gracias a la fiebre surgida hacia el can, la veterinaria Adriana Cruz se animó a revelar en Facebook la historia del Borras que involucra maltrato animal y muchas ganas de vivir.

Borras llegó después de que el Sr. Manuel Montero, que se encuentra en los créditos de la película como encargado de Borras, y su amigo Leonardo Serrano, lo encontraron en la calle, amarrado con un alambre a una pared de un lote baldío a punto de morir de hambre y sed”.

Sí, el Borras es un perro rescatado que al momento de ser encontrado tenía pulgas, estaba desnutrido, casi en los huesos, tenía bronquitis, una infección en la piel por sarna, conjuntivitis y no retenía alimento alguno.

Fue entonces que el señor Manuel, quien es entrenador de animales, y su amigo Leonardo se apiadaron de él y decidieron llevarlo con Adriana Cruz, quien en la publicación señala que el Borras estuvo hospitalizado casi un mes, periodo en el que el señor Manuel fue requerido para la película de Alfonso Cuarón.

Borras iba mejorando… Le llamé al Sr Montero para contarle que tenía un poco de ánimo para agarrar una pelota y empezaba a mover su cola, a comer con más normalidad… Ya se dejaba acariciar sin miedo y estaba listo para emprender el viaje hacia una nueva vida canina”.

Para la película era necesario un perro que se pareciera al que Cuarón tuvo en su infancia y es justo este momento el que se convirtió en un parteaguas para la vida del Borras.

Cuando las condiciones fueron dadas, Borras era el candidato perfecto, puesto que tenía muchas ganas de vivir y una gran disposición a trabajar y era casi igual al perro que se buscaba para el casting”.

Fue entonces que el señor Manuel decidió empezar a adaptarlo a la vida cotidiana y a entrenarlo.

Le enseñó obediencia y le encantaba jugar con la pelota, acataba muy bien sus órdenes… Su entrenador me lo llevaba a revisión y a veces se quedaba conmigo en casa donde reforzaba con su pelota sus saltos que iba a realizar en el portón de la casa del filme”.

Borras nunca necesito mas que cariño un entrenador profesional y una oportunidad en una película para lograr ser conocido en todo el mundo gracias al maravilloso trabajo que el Sr. Manuel, la medicina y el buen ojo del Sr. Leonardo Serrano para que esta historia de un perrito a punto de morir cambiara su vida”.

La veterinaria concluye su publicación en Facebook señalando que no solo los perritos de gran linaje tienen derecho a una buena vida.

Todos los perros merecen ser entrenados para que sepan cual es su posición en nuestro mundo. Gracias Borras por dejarnos ser parte de tu historia”.







Información vía: Huffington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *