Encuentran a una mujer de Los Ángeles secuestrada en Tijuana

La joven se identificó como Stacey, de 37 años de edad; el colectivo que la encontró buscaba a un joven desaparecido de Huntington Park

Un colectivo que busca en Tijuana a un joven residente de Los Ángeles desaparecido desde hace tres años encontró a una mujer angelina a quien su pareja sentimental tenía privada de la libertad en una compuerta de la canalización de la ciudad.

El Colectivo Todos Somos Erick Carrillo informó que recorría un tramo de la canalización cuando descubrió en una de las compuertas a una mujer, quien dijo ser originaria de Los Ángeles, de 37 años de edad, quien se identificó como Stacey.

La compuerta donde estaba encerrada la mujer, detrás de un enrejado metálico, estaba cubierta con basura, escombros y objetos que arrastró una corriente que formó la lluvia que trajo el remanente de la tormenta Kay.

Un equipo de bomberos rescatistas de Tijuana tuvo que desalojar primero toda la entrada a la compuerta, cerca de una tonelada de basura, para luego forzar la entrada y liberar a la mujer.

Stacey dijo que su pareja emocional la había encerrado ahí. Se abstuvo de mencionar al sujeto por su nombre.

La rescatada mostraba síntomas de no haberse alimentado ni dormido bien durante varios días. Desconocía cuánto tiempo estuvo encerrada en ese lugar.

El colectivo ofreció a Stacey algunos alimentos y una frazada. La mujer estaba tan agotada que momentos después se quedó dormida cerca del lugar donde la habían rescatado.

El presidente del colectivo, el señor Eddy Carrillo, denunció que durante el rescate estuvieron presentes policías municipales de Tijuana, estatales de Baja California y elementos de la Guardia Nacional, pero todos dejaron a la mujer en ese mismo lugar sin ayudarla.

“Ni los bomberos ni nosotros nos podemos hacer cargo, tienen que ser las autoridades, pero esta no es la primera vez que sucede algo como esto y lo que hacen las autoridades es dejar a las personas en condiciones de verdadera vulnerabilidad”, dijo el señor Carillo.

Opinó que tal vez autoridades de migración podrían recoger a la mujer y llevarla a un albergue para migrantes, pero eso tampoco ocurrió.

En la canalización del Río Tijuana viven cientos de indigentes y adictos a las drogas. Las autoridades frecuentemente encuentran ahí restos humanos. Es una zona sin vigilancia desde que obscurece.

Un sondeo de La Opinión por albergues e instituciones determinó que ninguna autoridad ayudó a Stacey a encontrar refugio.

El periodista Antonio Maya, quien estuvo presente durante el rescate, explicó que “los miembros del colectivo continuaron su búsqueda, mientras que Stacey se quedó dormida encima de una cobija color verde sobre uno de los taludes de la canalización del Río Tijuana”.

El presidente del colectivo agregó que esta no es la primera historia de este tipo que encuentra su grupo, “pero las autoridades son omisas tanto con las personas habitantes de la calle como con los reportes de personas desaparecidas, ya que no atienden ambas problemáticas sociales”.

En algunas ocasiones detalló que trataron de contactar a personas en situación de calle con las autoridades para que les brindaran apoyo, pero las instituciones no les ayudan, y el colectivo ha tenido que apoyar económicamente a estas personas.

Una integrante del colectivo dijo que tal vez algún lector de La Opinión podría identificar a Stacey y avisar a sus familiares o allegados.

El joven Erick Carrillo Álamo vivía en Huntington Park y a menudo viajaba a Tijuana a visitar a su familia, pero en mayo del 2019 en una de esas visitas, el joven de 20 años de edad desapareció y desde entonces sus familiares y voluntarios intentan localizarlo.

Las búsquedas del colectivo son por su propia cuenta, pues las autoridades en Tijuana siguen sin avanzar en la investigación.

Todo lo que sabe su familia es que Erick llegó a Tijuana el miércoles 29 de mayo de ese año, se reunió con sus familiares, luego visitó algunos amigos, e hizo las cosas que regularmente hacía cuando llegaba a la frontera mexicana, como asistir a reuniones a divertirse.

El viernes, el 31 de mayo, Erick salió a una fiesta y hasta ahora no regresa.

Familiares y amigos de Erick a menudo hacen protestas en una céntrica glorieta en la turística Zona del Río de Tijuana para exigir a las autoridades que continúen la búsqueda del joven de nacionalidad estadunidense.

Pero el colectivo termina por reanudar por su cuenta la búsqueda en la que ha localizado a personas como Stacey.

La mamá de Erick, la señora Perla Álamo, dice que su corazón de madre le dice que su hijo está vivo en algún lugar.

Te puede interesar:

Etiquetas: