Mientras Naasón está preso, su cuñado impone reformas contra los delitos sexuales y libertad religiosa
10 junio, 2019
Cada vez más salas de cine se cambian del proyector a las pantallas Led
10 junio, 2019

Encuéntran fósiles de mamut en Puebla. También había de otros dos animales

Restos fósiles de mamut columbi, el colmillo de un perro lobo gigante y un aparente cráneo de camello, de la época del pleistoceno (aproximadamente hace 10 mil años) fueron encontrados por pobladores del municipio de Puebla de Zaragoza, del central estado de Puebla.

El hallazgo de las piezas óseas ocurrió en un terreno a escasos metros del río Alseseca cuando el propietario del lugar comenzó a nivelar su terreno y, de repente, encontró un colmillo de mamut, explicaron en rueda de prensa pobladores del barrio de Chetla.

“Un vecino nos dio la información de que había restos en la ribera del río Alseseca. Eso comenzó hace un año y medio. Buscamos a asociaciones que tienen estudios del pleistoceno y llegaron como profesionales en la materia. Nos dieron un curso y apoyamos a rascar las piezas”, explicó a la prensa Héctor Aguilar, habitante del sector.

Alertó que se han dado cuenta de que “muchos vecinos tienen piezas paleontológicas y prehispánicas, pero no quieren entregarlas”.

“Algunos vecinos las tienen en sus casas. La verdad, no tenemos un registro total de los hallazgos. En la presidencia auxiliar tenemos muchas piezas, tenemos colmillos de mamut, colmillos, costillas, vertebras. Necesitamos consolidarlos y que vengan los expertos”.

Explicó que se cree que hace más de 10 mil años el mamut pudo quedar atrapado en la ribera del río luego de ser perseguido por habitantes del lugar, ya que en los alrededores se encontraron vestigios que indican presencia de pobladores.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Puebla han participado en el rescate de las piezas. Según Aguilar, el investigador Alejandro Rivera, quien encabeza estudios de la Asociación del Pleistoceno en Puebla, analizará los hallazgos y comenzaran acciones para rescatarlos.

Señaló que durante una inspección lograron recabar más de 132 restos, entre éstos un par de colmillos, uno de ellos mide un metro con 20 centímetros, así como dos molares, y una pequeña parte de una columna vertebral que mide dos metros y las costillas.

Rosendo Muñoz, residente de la zona y presidente de la asociación civil Tepalcayotl, agrupación que busca preservar las riquezas históricas y culturales de San Francisco Totimehuacán, hizo un llamado a las autoridades del INAH, al gobierno de Puebla y al ayuntamiento de la capital, para que puedan iniciar acciones para que en la zona de los hallazgos o en la cabecera de la junta auxiliar, se construya un museo.

Asimismo informó que han comenzado el traslado de los restos a la presidencia auxiliar de San Francisco Totimehuacán para resguardarlos y evitar algún robo.

Finalmente informó que también se solicitó el apoyo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) para que las labores de búsqueda y preservación puedan realizarse.

En el estado de Puebla hay una gran cantidad de evidencia fósil no sólo del pleistoceno, los yacimientos más antiguos registrados datan de hace 120 millones de años, durante el cretácico. El INAH ha registrado alrededor de 20 yacimientos de diversas temporalidades.

De acuerdo con investigaciones oficiales, hace aproximadamente 10 mil años, el ser humano ya habitaba en la parte central de México, donde seguramente se encontró con camellos, caballos, bisontes, mamuts; miles de años antes de que las culturas y los pueblos se formarán.

El pleistoceno es la época que inicia con la era del cuaternario, va desde hace 2.5 millones de años hasta hace 10 mil años. Durante este periodo los grandes mamíferos dominaron la Tierra.










Información vía: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *