Encuentran palacio Maya en la zona arqueológica de Kuluba, Yucatán

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La zona arqueológica de Kulubá, en Yucatán, alberga un palacio de 55 metros de largo, según confirmó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Estos trabajos han permitido confirmar la existencia de un palacio al oriente de la plaza principal del Grupo C, mediante la liberación y el reconocimiento del basamento, las escalinatas y una crujía con pilastras, en la parte superior, que habría sido usada por la élite del lugar”, explicó el organismo en un comunicado.

La construcción, situada dentro de esta ciudad prehispánica maya, es de aproximadamente 55 metros de largo por 15 metros de ancho y 6 metros de altura.

Los materiales de la construcción indican que se dieron dos fases de ocupación: una en el periodo Clásico Tardío (600-900 d. C.) y otra en el Clásico Terminal (850-1050 d. C.).

“En el Clásico Terminal Chichén Itzá, al volverse una metrópoli destacada en el actual Yucatán, extendió su influencia sobre sitios como Kulubá”, explicó el arqueólogo Alfredo Barrera.

Junto con este palacio, los expertos exploraron otras cuatro estructuras en la plaza del llamado Grupo C arquitectónico: un altar, dos vestigios de espacios de uso habitacional y una construcción redonda que, se cree, era un horno.

Kulubá es una zona arqueológica situada a 35 kilómetros del municipio de Tizmín que se mantiene en estudio y recuperación.

Los encargados de las labores del proyecto multidisciplinar son especialistas en arqueología y restauración.

“A lo largo del siglo XX, Tizimín cedió la mayor parte de su terreno selvático al uso agrícola y ganadero. Esto hace que los expertos que hoy devuelven su esplendor a los edificios mayas no solo convivan con monos araña y otras especies de flora y fauna, sino que también prioricen que la zona arqueológica se distinga por su equilibrio natural y cultural”, dijo el INAH.

“Todas estas acciones exploratorias y de conservación son el inicio de los trabajos que el INAH realiza para recuperar, investigar y difundir entre el público la herencia cultural y natural de Kulubá, un lugar que aumenta su atractivo patrimonial y de sostenibilidad regional”, concluyó el INAH.









Información vía: El Sol de México

Deja un comentario: