EU aprueba de emergencia el uso de anticuerpos de Eli Lilly para tratar el COVID-19

Esta combinación de anticuerpos, señaló Eli Lilly en enero, reduce las posibilidades de hospitalización y muerte por COVID en un 70% en pacientes de alto riesgo

La combinación de anticuerpos de Eli Lilly para tratar COVID-19 fue autorizada por los reguladores estadounidenses para su uso de emergencia, proporcionando a los médicos una opción de tratamiento que se espera sea más capaz de combatir las nuevas mutaciones del coronavirus.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó el tratamiento para su uso en adultos y niños de 12 años o más que sean seropositivos a COVID y estén en alto riesgo de desarrollar formas graves de la enfermedad o de ser hospitalizados, según una hoja informativa publicada este martes por la agencia.

El tratamiento es la segunda terapia de anticuerpos de Eli Lilly que obtiene una autorización de emergencia de la FDA. En noviembre, la agencia autorizó el uso de bamlanivimab en pacientes de alto riesgo no hospitalizados con síntomas leves o moderados de COVID-19.

El bamlanivimab, desarrollado con AbCellera Biologics, imita la capacidad del sistema inmunitario para combatir el virus. Regeneron Pharmaceuticals también obtuvo el año pasado la autorización de la FDA para un producto similar que combina dos anticuerpos.

La nueva combinación autorizada incluye una dosis de 700 miligramos de bamlanivimab y una dosis de mil 400 miligramos de otro anticuerpo denominado etesevimab. El tratamiento se suministrará en viales monodosis separados, pero se administrarán juntos utilizando una única bolsa de infusión, según la FDA.

A finales de enero, Lilly, con sede en Indianápolis, afirmó que la combinación de bamlanivimab y etesevimab reducía las posibilidades de hospitalización y muerte en un 70 por ciento en pacientes de alto riesgo.

A pesar de que se han promocionado como posibles puentes hacia una vacuna, la adopción de los medicamentos de anticuerpos ha sido lenta. Los proveedores de servicios sanitarios han tenido dificultades para establecer las clínicas de infusión necesarias para administrarlos; los médicos se han mostrado reacios a recetarlos basándose en los limitados datos de eficacia de las últimas fases; y los pacientes han tenido dificultades para saber dónde conseguirlos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses, incluido el principal experto en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, también han dicho que los tratamientos podrían ser menos eficaces contra las nuevas variantes del virus de rápida propagación que aparecieron por primera vez en Sudáfrica y Brasil.

Eli Lilly adquirió la licencia del etesevimab de Junshi Biosciences, que lo desarrolló con el Instituto de Microbiología de la Academia China de Ciencias. La farmacéutica estadounidense decidió combinar el bamlanivimab y el etesevimab con la esperanza de que fuera más eficaz contra las variantes.

El estudio de Lilly sobre el cóctel no encontró diferencias entre la monoterapia y la combinación en cuanto a resultados como la hospitalización y las muertes.

El director científico de Lilly, Dan Skovronsky, dijo en una entrevista que espera que el uso de bamlanivimab se desplace hacia la combinación a mediados de este año.








Información vía: El Financiero

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter