AMLO reitera que no habrá tenencia federal
14 junio, 2019
Trump asegura que el acuerdo con México incluye un tercer país seguro
14 junio, 2019

EU culpa a Irán por ataque a dos buques petroleros en el golfo de Omán

El Front Altair y el Kokuka Courageous, buques petroleros que navegaban en el golfo de Omán, cerca del estratégico estrecho de Ormuz, fueron atacados ayer en un incidente que dejó uno de los barcos en llamas y otro a la deriva, según reportes de medios estatales iraníes.

Los tripulantes de ambas embarcaciones fueron desalojados y la Marina de Estados Unidos acudió a prestar asistencia, en medio de crecientes tensiones entre Washington y Teherán. Incluso el secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a la república islámica de los ataques, lo que fue rechazado horas después por la república islámica.

Mientras, el guía supremo iraní, Alí Jamenei, descartó cualquier discusión con el presidente Donald Trump.

El primer incidente ocurrió a bordo del Front Altair, del grupo noruego Frontline con bandera de las islas Marshall, en un punto situado a 25 millas náuticas de Bandar-e Jask, localidad portuaria del sur de Irán. Autoridades marítimas de Oslo informaron de tres explosiones a bordo, aunque se desconoce qué provocó las conflagraciones.

La tripulación se lanzó al agua y fue rescatada por un barco que se encontraba en las cercanías y que los trasladó a una embarcación iraní.

El Kokuka Courageous, con bandera panameña y propiedad de la compañía de Singapur BSM Ship Management, fue impactado al parecer por un torpedo. Viajaba desde Arabia Saudita con un cargamento de metanol. Sus 21 tripulantes saltaron al agua y fueron rescatados por equipos de salvamento iraníes, informó la agencia oficial Irna.

Otra versión afirma que tras recibir llamados de emergencia, una unidad naval de Estados Unidos en Bahréin asistió a los dos petroleros.

De acuerdo con un funcionario estadunidense que habló con la agencia Reuters pero requirió el anonimato, un dispositivo sin explotar, que se cree que es una mina lapa, se descubrió al costado del petrolero Kokuka Courageous.

El capitán Bill Urban, vocero del Comando Central, aseguró anoche que fuerzas militares estadunidenses observaron cómo barcos iraníes se acercaron al Courageous para recuperar una mina sin explotar, informó el Washington Post. Más aún, divulgó un video mostrando a presuntos efectivos de la guardia revolucionaria.

Hasta el cierre de esta edición nadie se atribuyó los ataques.

Pompeo afirmó que la evaluación del gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos en el golfo de Omán, pero no ofreció evidencia explícita que respalde su afirmación.

La evaluación se basa en inteligencia, las armas usadas, el nivel de experiencia necesario para ejecutar la operación, ataques iraníes similares recientes a barcos, y el hecho de que ningún grupo cercano que opere en el área tiene los recursos y la capacidad para actuar con semejante grado de complejidad, agregó Pompeo.

Irán rechaza de manera categórica las acusaciones infundadas de Estados Unidos sobre los incidentes con petroleros y condena estos ataques en los términos más firmes, sostuvo la misión de Teherán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A su vez, Hassan Rouhani, presidente de Irán, aseveró que el tema de la seguridad en todo el mundo tiene una importancia especial e Irán siempre se ha esforzado por preservar la paz en la región de Medio Oriente.

Mohammad Javad Zarif, canciller iraní, tuiteó: La palabra sospechoso no es suficiente para describir lo que aparentemente se desprende de estos ataques contra petroleros con destino a Japón, en el preciso momento en que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se reúne con el líder supremo iraní, Alí Jamenei.

Pompeo instruyó al embajador de Estados Unidos ante la ONU presentar el tema de Irán al Consejo de Seguridad y aseguró que Washington aún quiere que Teherán regrese a la mesa de negociaciones cuando llegue el momento, lo que fue rechazado por Jamenei.

Al recibir ayer a Abe, Jamenei rechazó cualquier diálogo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: no merece intercambiar mensajes con él.

Más tarde, el jefe de la Casa Blanca tuiteó: es muy pronto para pensar en un acuerdo. Ellos no están listos, y nosotros tampoco.

Analistas llamaron a no sacar conclusiones sobre los culpables de los ataques a los buques y opinaron que era concebible que Irán los hubiera llevado a cabo, pero también que alguien más podría haberlo hecho para desacreditar a Teherán.

Rusia llamó a no aumentar la tensión en torno a Irán, mientras el secretario general de la ONU, António Guterres, condenó los ataques y sugirió no sacar conclusiones antes de que se aclare lo ocurrido.

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la cooperación entre el organismo mundial y la Liga Árabe, añadió que el mundo no puede permitirse una confrontación en la zona del golfo.

La Liga Árabe calificó de provocación el incidente, mientras Irak llamó a evitar una escalada de tensión en la zona.

Tras los ataques perpetrados a la entrada del estrecho de Ormuz, un brazo de mar localizado entre el golfo de Omán y el Pérsico, que constituye una arteria crucial para el comercio de crudo, los precios del petróleo subieron más de 4 por ciento, pero más tarde el barril cerró con un alza de 2 por ciento.

Washington ya había acusado a Teherán de estar detrás de un ataque similar el 12 de mayo contra cuatro petroleros en la misma zona, que después reivindicaron milicianos yemenitas hutíes, que son respaldados por Irán, mientras el gobierno de Yemen es apoyado por una coalición multinacional encabezada por Arabia Saudita.

Teherán ha advertido repetidamente que bloqueará el estrecho de Ormuz si no puede vender su petróleo por las sanciones estadunidenses.

Las tensiones se incrementaron desde que Trump decidió retirar a Estados Unidos del acuerdo firmado en 2015 entre Irán y varias potencias que buscaba detener la actividad nuclear de la república islámica.

Tras su reunión con Jamenei, el primer ministro Abe aseguró que el líder declaró que su país no produce, no posee y no usa armas nucleares, y no tiene la intención de hacerlo en el futuro.









Información vía: La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *