Fallas en la ley favorecen a agresores de mujeres

La Fundación Luz y Esperanza registra un incremento en las denuncias por violencia en lo que va de la pandemia.

Agresores de mujeres han librado la cárcel por los beneficios de suspensión de proceso que les permite el Código Penal de Coahuila, lamentó la directora de la Fundación Luz y Esperanza, Rosa María Salazar.

Dijo que esto obedece a una falta de clasificación de la violencia familiar que les permite a los hombres denunciados obtener la libertad pese al peligro que representan para sus víctimas.

Como ejemplo, comentó que de 34 familias que atendieron en los refugios para mujeres, se levantaron las denuncias penales por agresión en todos los casos, pero sólo tres prosperaron al ser muy graves los ataques.

“En el caso de mujeres que atendemos en refugio todas van a la denuncia, algunas están en proceso que dura un año, y de los casos que atendimos a 34 familias todas hicieron denuncias y de dos casos que son los más graves los señores están detenidos”, explicó.

Precisó que hay un tercer caso de tentativa de feminicidio que por su naturaleza está en proceso el juicio contra el responsable.

“Desafortunadamente el Código Penal habla de violencia familiar y no la clasifica, entonces los señores tienen beneficio a suspensión de procedimientos; un buen número de casos se suspendieron los procesos”, insistió.

Señaló que en el tema de la agresión a la mujer, se incrementó la violencia física durante la pandemia, cuando regularmente la violencia psicológica era la que prevalecía entre los casos atendidos.

Dijo que se tuvo un repunte de atenciones en medio de la emergencia sanitaria en abril y en noviembre. Precisó que en estos dos meses aumentó un 20% la atención en este centro que funciona como refugio para las mujeres y sus hijos.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter