Gobierno permitió libre venta de comida chatarra por años… Hoy el COVID-19 acecha a un país de obesos y diabéticos

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Sentada entre letreros sobre el derecho al agua, la chiapaneca Estela Vázquez, de la organización “Camino para el Buen Vivir”, compartía en un festival en San Cristóbal de las Casas (en línea en tiempos del coronavirus) que en las comunidades de Ocosingo y Chilón abundan los refrescos en las tiendas, lo cual, dijo, beneficia más a las empresas que a ellos.

“Las grandes empresas como la Coca-Cola solo nos están enfermando. En las comunidades ya hay muchas diabéticas, niñas, niños y adultos. Antes de nuestros abuelos, nuestros antepasados, nunca habíamos escuchado algo así. Ellos vivían más años que ahorita que se mueren de 30 o 40 años por diabéticos y otras enfermedades porque no sabemos cuidarnos”, dijo la activista. “Nosotros cada vez más pobres porque el refresco también está muy caro. De dos o tres litros están a 45 pesos. No hay dinero para estar gastando, pero la gente ya se acostumbró”, afirmó sobre uno de los tres estados que forman la triada de pobreza en el sur del país.

De los fallecimientos registrados en México por el COVID-19, cuatro personas padecían la otra gran epidemia nacional: diabetes, que 8.6 millones mayores de 20 años tienen (Secretaría de Salud) y es la segunda causa de muerte en el país (Inegi,2018). Los otros decesos tenían obesidad o hipertensión, también de las enfermedades crónicas que vuelven más vulnerables a los mexicanos frente a esta pandemia, junto con daños renales, pulmonares o cardiacos, ha advertido la Secretaría de Salud.

De acuerdo con los representantes de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OMS-OPS) en México, Jean Marc Gabastou y Cristian Morales Fuhrimann, alrededor del 14 por ciento de los sintomáticos de coronavirus en el país van a requerir cuidados especializados y probablemente la mitad, un 7 por ciento, necesitará cuidados intensivos (hospitalización y ventiladores) debido a la incidencia de diabetes y obesidad frente a otros países donde en promedio es el 5 por ciento de letalidad.








Información vía: Sin Embargo

Deja un comentario: