Hombre tiene secuestrado a su hijo. Su esposa lo acusa de haber abusado sexualmente de él

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un menor de 10 años lleva cinco días separado de su familia y en manos de su padre y presunto agresor: el señor Pryadarsi, quien tiene una denuncia por abuso sexual en contra del menor. La madre del pequeño acusa que las autoridades, que sabían de la violencia, no le brindaron la protección necesaria a su hijo.

“El Estado le falló y le sigue fallando a mi hijo. Las autoridades que debieron brindar protección no hicieron nada por evitar que mi hijo este en manos de su agresor”, denunció Grea Litai Moreno Banda, madre del menor.

El pasado 26 de febrero, alrededor de las 7:20 horas, el niño fue sustraído con violencia de una camioneta por su padre y con el apoyo de una patrulla de la Policía Federal, con número 13203, cuando el menor se encontraba afuera del domicilio de su abuelo en San Luis Potosí, estado donde se encontraba resguardado, pues temían que su progenitor lo encontrara.

El pasado 26 de febrero, alrededor de las 7:20 horas, el niño fue sustraído con violencia de una camioneta por su padre y con el apoyo de una patrulla de la Policía Federal, con número 13203. Foto: Cortesía.

De acuerdo con la madre del menor, éste se encontraba al interior de la camioneta acompañado de su abuelo, quien lo llevaría a la escuela. En ese momento son interceptados por tres hombres vestidos de civiles, quienes además portaban armas.

“Forzaron la puerta del carro, sacaron a mi hijo de manera violenta, él se resistió, pataleó, pero se lo llevaron. A través de un video pudimos constatar que se trataba de su propio progenitor y abusador sexual, quien lo jaló del cuello y lo presionó de sus brazos para meterlo en un jetta negro”, describió la madre del menor en entrevista con SinEmbargo.

El jetta color negro al que fue subido el menor de 10 años porta la placa 464XBV.

Grea Litai Moreno Banda mencionó que cuenta con la guarda y custodia del niño, luego de una serie de denuncias por presunta violencia intrafamiliar y abusos sexual cometidos contra el menor por parte de su padre.

“Al día de hoy desconozco el paradero de mi hijo, estoy preocupada porque padece de asma y también tiene un soplo cardiaco y está con su agresor, que eso es lo más riesgoso para la integridad física y psicológica de él”, destacó la madre. “Mi hijo estuvo en tratamiento psiquiátrico y bajo prescripción médica por el abuso sexual cometido por su progenitor cuando tenía 6 años”.

A través de un video, la familia del menor se percató que l apersona que sustrajo al niño era  su propio progenitor. Foto: Cortesía.

LAS DENUNCIAS

La batalla legal de la señora Moreno Banda, iniciada en 2011 ante la Fiscalía General del Estado de Morelos donde ella reside, comenzó con una denuncia de violencia intrafamiliar con número SCO1/7957/2011. Posteriormente, en 2012, levantó una solicitud de divorcio necesario ante el Juzgado Octavo en Materia Familiar y de Sucesiones del Primer Distrito Judicial con el expediente 317/2012.

La señora Grea obtuvo la guardia y custodia del menor ante el Juzgado Quinto en Materia Familiar y de Sucesiones del Primer Distrito Judicial en el estado de Morelos bajo el expediente número 356/2011/II.

Los hechos de violencia contra el menor comenzaron en 2015 durante las visitas y convivencias con su padre, quien reside en la Ciudad de México porque es investigador del Departamento de Dinámica Terrestre Superficial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Luego de las visitas y convivencias con su padre, el niño empezó a presentar síntomas de abuso sexual y manifestó expresamente el abuso sexual del que fue objeto por parte de su padre, señaló la señora Grea, quien al saber de los hechos acudió a denunciar ante la Fiscalía General de Morelos, donde ella reside.

La Fiscalía General de estado de Morelos abrió la carpeta con el número SCO1/7714/2015 SUIP:369 y realizó peritajes en materia de psicología al menor de edad, quien resultó con afectación psicológica por el abuso, sin embargo, en la dependencia le dijeron que enviarían el expediente a la Ciudad de México, lugar donde ocurrieron los hechos.

La carpeta fue enviada parcialmente a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, con el número AP: FDS/FDS-3/T33/16-02, donde le volvieron a practicar una evaluación psicológica y en la que los resultados reiteraron que el menor presentaba sintomatología de abuso sexual, además de señalar a su padre como su agresor.

La señora Moreno Banda explicó que la denuncia por el abuso contra el menor se alargó en la Ciudad de México y llegó un momento en que a la par que avanzaba, en Morelos el juzgado le solicitó las convivencias del menor con su padre, situación que era imposible porque las autoridades capitalinas le indicaron que no le permitiera a su hijo convivir con su agresor porque eso le acusaría más daños.

De estos eventos, explicó, tuvo conocimiento la jueza Sandra Gaeta Miranda del Juzgado Octavo en Materia Familiar y de Sucesiones del Primer Distrito Judicial en el estado de Morelos, quien tras solicitar una entrevista con el menor de edad y que éste le refiriera los maltratos y abusos recibidos por parte de su padre, “la jueza hizo caso omiso y ordenó las convivencias del niño”.

“En Morelos hay un artículo, el 225, que dice que si tú no llevas a la convivencia al menor en automático te quitan la guardia y custodia. Estas visitas coincidían con las evaluaciones que se le estaban haciendo en la Ciudad de México y la indicación era que no se le permitiera que conviviera con su agresor porque le iba a generar más daño”, destacó la mamá del menor.

La señora Grea denunció también una serie de irregularidades cometidas por las autoridades en su caso, pues desde el año 2011 –cuando levantó la denuncia por violencia intrafamiliar y después en 2015 al hacer lo mismo por el abuso sexual contra su hijo–, los ministerios públicos extraviaron las carpetas de investigación y hubo una mala articulación de los expedientes.

En 2017, recordó, fue interceptada por dos sujetos, quienes le manifestaron que debía retirar las denuncias en contra de su ex esposo.

Ahora, la señora Moreno Banda teme por la vida de su hijo de 10 años y responsabiliza a su ex esposo.

La Alerta Ámber por la desaparición del menor fue levantada en la Ciudad de México el día 26 de febrero, pero al día siguiente se levantó sin que se le notificara a la madre, quien denunció la sustracción.

Grea Litai Moreno Banda, madre del menor y quien también es profesora investigadora, pide ayuda a las autoridades para localizar a su hijo, ya que también existe una Alerta Migratoria debido al riesgo de que su ex esposo se lo lleve del país, pues él es de la India.







Información vía: Sin Embargo

Deja un comentario: