Idelsa ofrece a AMLO nuevo contrato para que siga operando Etileno XXI

"Estamos dispuestos a encontrar un punto medio para modificar ciertas cláusulas del contrato", dijo el presidente de Idesa

Patricio Gutiérrez Fernández, presidente y director general de Grupo Idesa, dijo que Etileno XXI está dispuesto a negociar el precio y volumen del gas etano que Pemex está obligado a venderle y aseguró que hay un “error de comunicación” en las negociaciones que mantienen con el gobierno mexicano, aunque reconoció que “pudo” haber actos de corrupción en el diseño de la planta de polietileno.

En entrevista para Aristegui en vivo, afirmó que la planta tiene un contrato vigente de gas natural hasta enero de 2021, por lo que no entienden por qué el gobierno decidió cerrarles la válvula la noche del 30 de noviembre, lo que obligó a suspender todas sus actividades.

“Seguimos en la plena disposición de encontrar una solución razonable para las partes que le pueda permitir a Braskem-Idesa seguir operando, cumplir con sus obligaciones financieras a nuestros acreedores, y que Pemex no tenga efectos negativos que tiene el día de hoy”, subrayó y refirió que al propio equipo del director de Pemex le han manifestado esta disposición.

“Nosotros proponemos hacer un ajuste al volumen contractual, porque entendemos la situación que tiene Pemex de no tener suficiente etano, sí proponemos hacer un ajuste al volumen, tiene que ser un ajuste que le permita a la compañía seguir operando”, dijo en Aristegui en vivo.

“Estamos dispuestos a evaluar y analizar, conjuntamente con Pemex, tener una modificación en las condiciones comerciales, siempre y cuando exista el volumen mínimo que se comprometa Pemex a suministrarnos, sí estamos dispuestos a revisar el volumen y sí estamos dispuestos a revisar las condiciones comerciales y estamos dispuestos a invertir o coinvertir de la mejor manera para poder revertir la tendencia negativa de disponibilidad de etano que hay en nuestro país”, remarcó.

“Error de comunicación”

“Creo que hay un error de comunicación y probablemente no se tenga toda la información y por eso se han hecho los comentarios que se han hecho. Lo que te puedo decir respecto al contrato de transporte de servicio de gas natural con el Cenagas, es correcto lo que dice el presidente respecto a que el contrato venció el 30 de noviembre; sin embargo, la compañía tiene 2 contratos: un contrato en base firme que es el que venció el 30 de noviembre, que no sabemos la razón de por qué no fue renovado y un contrato de base interrumpible -la compañía operando prácticamente en un 100% utilizando el contrato de base interrumpible- el cual está vigente y vence el 15 de enero de 2021”, detalló.

“Por eso nuestra interpretación hasta este momento es que hay un error de comunicación, no entendemos por qué se tomó la decisión de cerrar la válvula para poder recibir gas natural, que es esencial para que la planta pueda operar”, anotó.

Explicó que un contrato de base firme significa que un consumidor tiene capacidad reservada en un ducto que transporta gas natural mientras que en un contrato de base interrumpible no tiene el consumidor o cliente capacidad en ese ducto, “entonces día a día uno solicita la cantidad que quiere consumir y el Cenagas te confirma la disponibilidad de ese ducto”.

“No entendemos por qué teniendo ese contrato hoy vigente se tomó la decisión de cerrar la válvula”, lamentó.

-Eso es parte de lo que van a discutir con el gobierno, supongo en tribunales-, comentó la periodista Carmen Aristegui.

“Mira Carmen, hasta ahorita no hemos tomado ninguna decisión, estamos revisando todos los contratos y sobre todo estamos analizando no sólo los contratos que tenemos con Cenagas, sino también el contrato de etano (con Pemex) y cualquier otro contrato con alguna otra empresa del Estado, qué obligaciones tenemos, la compañía siempre se ha manejado por el marco de la ley en su totalidad, no queremos perder ningún derecho que nos corresponde. Desde que inició este gobierno si no es que desde antes, hemos estado en total disposición para encontrar soluciones razonables para las partes para seguir teniendo la relación comercial que tenemos hasta hoy y es una relación de socios, es una relación de largo plazo”.

Respecto a su asociación con Odebrecht, expuso que Braskem-Idesa es una empresa mexicana que se compone así: el 25% es de Grupo Idesa y el 75% es de Braskem (empresa brasileña). A su vez, Braskem tiene tres socios: Odebrecht, que tiene 28%; Petrobras, la petrolera estatal de Brasil, que tiene 36%; y el resto lo tiene al mercado.

En cuanto al contrato, dijo que “fue un contrato con las condiciones comerciales necesarias en el momento de su firma para que se pudiera anclar y desarrollar y construir un proyecto petroquímico como lo es el proyecto Etileno XXI, el cual se llevó con una inversión de 5 mil 200 millones de dólares, generó en su pico más de 26 mil empleos, a la fecha tiene alrededor de 5 mil empleos directos e indirectos”.

“La información que nosotros recibimos y que recibieron todas las empresas que participaron en el proceso de subasta decía o indicaba que las proyecciones de Petróleos Mexicanos contaba con el etano suficiente para poder abastecer a la industria nacional -en ese momento el único consumidor era Pemex,- y al ganador del contrato de la subasta. Había excedente, entonces la visión del contrato en ese momento era poder agregarle valor a un hidrocarburo, a una materia prima que se estaba utilizando sólo como combustible y no como materia prima para la industria petroquímica”, detalló.

Reconoció que “de la fecha que se firmó el contrato en febrero 2010 al día de hoy han habido muchísimos cambios en el mercado de petroquímicos y en el mercado de etano en la región de Norteamérica”, pues en 2010 “en México había etano abundante, es decir sobraba; en Estados Unidos no había suficiente etano, estaba realmente limitado, por eso no se habían detonado todas las inversiones”.

“Después de 10 años las condiciones han cambiado, en EU hay etano sobrante, en México hay etano faltante, por esa misma razón nosotros hemos sido muy abiertos, muy insistentes, en poder encontrar una solución razonable para las partes, para poder seguir operando”, indicó.

Aclaró que “la compañía, lo hemos dicho al gobierno, estamos dispuestos a encontrar un punto medio para modificar ciertas cláusulas del contrato, repito e insisto, que le permitan a la planta seguir sus operaciones y cumplir con todas las obligaciones financieras que tiene”.









Información vía: Aristegui Noticias

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter