Insiste Javier Corral: “AMLO permitió el conflicto del agua en Chihuahua”

El conflicto por el agua en Chihuahua ha crecido por la falta de acercamiento del Presidente de la República con el gobernador, quien le ha presentado propuestas al Ejecutivo Federal para resolver la problemática pero no ha tenido respuesta.

El pasado 28 de julio el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, presentó en una misiva dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador medidas inmediatas para salir del conflicto y propuestas para resolver de manera integral la problemática a causa del Tratado Internacional de Aguas de 1944, entre las que se exponen la necesidad de una medición fidedigna y transparente de las entregas del recurso hídrico, con tecnología actual, y solicitar a Estados Unidos la elaboración de un reporte público de los escurrimientos de ese país hacia México.

Corral Jurado expuso en el documento la urgencia de que el agua extraída de Chihuahua se destine exclusivamente al pago del Tratado y se combata el “huachicoleo de agua” con intervención de la Guardia Nacional y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), además de evitar aprovechamientos excesivos.

El documento enviado a la oficina de la Presidencia fue fechado hace dos meses, el 28 de julio, en el que hace una completa exposición de la situación, y en el que se refrendaba el compromiso del gobierno del estado para cumplir con el Tratado de Aguas y Límites de 1944, respaldando al gobierno de México, y con la finalidad de evitar tensiones innecesarias con Estados Unidos.

Javier Corral Jurado coincidió en que “el Tratado es benéfico para México”, pero subraya que “la inequidad no está ahí, sino en la manera como se ha distribuido la carga entre los estados tributarios al tratado, la falta de gobernanza en la cuenca, el pésimo manejo de las presas internacionales, la corrupción en Conagua (endémica), la falta de medición precisa y a tiempo de los volúmenes y la falta de transparencia en la información por parte de la Comisión Internacional de Límites de Agua (CILA)”.

En la misiva, el mandatario estatal pidió al Presidente que aproveche la actual circunstancia de tensión entre Conagua y productores para cambiar de fondo la situación, porque reconoce que hay quienes “lamentablemente de todos los partidos” se han aprovechado de este tema, pero también subraya que hay preocupaciones genuinas.

El mandatario comentó que la “Conagua ha cometido, en este proceso, errores muy lamentables como el de anunciar que pretendían sacar volúmenes altos de la presa La Boquilla; en términos llanos eso se interpretó acá como una declaración de guerra”.

El gobernador afirmó que “el problema es que no se cuenta con información fidedigna ni de CILA ni de Conagua sobre la aportación de los tributarios y los afluentes no aforados al volumen que corresponde al Tratado, motivo que tiene sumamente inquietos e inconformes a los usuarios de Chihuahua, ya que por su situación geográfica el estado siempre ha contribuido al cumplimiento sin recibir información que muestre un orden transparente en la contabilidad del agua”.

A finales de julio la CILA informó que las presas internacionales de México registraban un volumen de 224 millones de metros cúbicos (Mm3), que podían haberse entregado como pago de las obligaciones con Estados Unidos, y posteriormente recuperados en temporada de lluvias.

Por su parte, Estados Unidos disponía de mil 847 Mm3, en las presas internacionales, que abrían la posibilidad de solicitar una prórroga del ciclo 35, explicó el mandatario.

Corral Jurado recomendó un “espacio de diálogo franco y respetuoso del gobierno federal con los usuarios, ofreciendo el gobierno del estado ser facilitador de las condiciones que lo permitan”, por lo que presentó cinco propuestas de medidas inmediatas para salir del conflicto, en las que solicitaba esperar las lluvias, es decir, hasta finalizar octubre para designar el volumen de extracción de las presas, pues se proyectaba un pronóstico semiseco, que resultó ser con sequía severa en gran parte del estado de Chihuahua.

El mandatario también propuso una evaluación para planear una extracción óptima, de acuerdo a las capacidades de los canales de riego, en consenso con los usuarios. Asimismo, solicitó que el trasvase de las presas para pago de la cuota se realizara por los canales de riego, para no afectar la infraestructura de las unidades de riego, y evitar al máximo las pérdidas en la conducción por los ríos por infiltración; además de impedir inundaciones en poblaciones y predios agrícolas.

Corral Jurado enfatizó la urgencia de tomar las medidas necesarias para poner fin al robo de agua mediante aprovechamientos irregulares en la cuenca del río Conchos, donde denunció el “huachicoleo de agua” mediante redes que riegan superficies no autorizadas ni concesionadas, bajo el conocimiento de la Conagua, por lo que planteó un operativo extraordinario de vigilancia permanente por parte de Conagua y la Guardia Nacional.










Información vía: El Sol de México

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter