Juez ordena aprehensión contra Cárdenas Palomino, ex director de la PF por torturas

De acuerdo con la resolución, ordenó y dirigió la detención y tortura de Mario Vallarta Cisneros y Sergio Cortéz Vallarta, así como de los hermanos Eduardo y Ricardo Estrada Granados.

Un juez federal ordenó la aprehensión por el delito de tortura de Luis Cárdenas Palomino, exdirector de Seguridad Regional de la Policía Federal y uno de los más estrechos colaboradores del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, de acuerdo con Proceso.

La resolución emitida por el juez Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Francisco Urbina Tanúse, el pasado 6 de septiembre -a la cual tuvo acceso el periodista Juan Omar Fierro- señala que Cárdenas Palomino ordenó y dirigió la detención y tortura de Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta, y Sergio Cortéz Vallarta, sobrino de Mario e Israel, para obligarlos a firmar confesiones en las que ambos “aceptaban” ser integrantes de una banda de secuestradores denominada “Los Zodiaco”.

También aparecen como víctimas los hermanos Eduardo y Ricardo Estrada Granados, detenidos y golpeados dentro de su domicilio en la misma fecha por un grupo de 12 policías federales que estaban bajo el mando de Cárdenas Palomino.

Proceso refiere que en el pliego de la orden de aprehensión, constan los dictámenes de integridad física que peritos de la Procuraduría General de la República realizaron al otro día de que se efectuaron las detenciones: en todos los casos se concluye que las cuatro personas presentan escoriaciones y moretones o equimosis en varias partes del cuerpo, así como dolores intensos en el abdomen por los golpes recibidos.

“La tortura física se presentó cuando los activos del delito en su calidad de elementos aprehensores les propinaron a las víctimas del delito golpes con manos y pies, así como con las armas de cargo de cada uno de ellos, toques eléctricos en algunos casos y la colocación de bolsas de plástico para cubrirles la cabeza, acciones que representan tortura, pues éstas fueron (realizadas) de manera reiterada por un largo periodo, no obstante que los elementos policiales tienen la obligación de salvaguardar los derechos fundamentales”, señala la resolución judicial.

En el caso de Cárdenas Palomino, el juez de la causa consideró que el día del hecho delictivo, “dicha persona en su calidad de superior jerárquico de los suboficiales de la policía federal que participaron en la detención, autorizó para que les infringieran golpes” a las víctimas, además de golpear él mismo a los afectados.

“Con lo anterior, también queda demostrado que la intervención del inculpado Luis Cárdenas Palomino fue en términos del artículo 13, fracción II, del Código Penal Federal, es decir, como autor material, pues ejecutó el hecho por sí mismo”, concluye el fallo judicial.

El pasado 30 de julio, una Corte Federal del Distrito Este de Nueva York presentó una acusación formal contra Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García por el delito de tráfico de droga en colaboración con el Cártel de Sinaloa.

Un día después, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó sobre el congelamiento de las cuentas de ambos exfuncionarios del sexenio de Felipe Calderón.

Santiago Nieto señaló en redes sociales que desde el pasado mes de abril, la UIF presentó una denuncia contra Cárdenas Palomino y que en diciembre de 2019 hizo lo propio contra García Luna.










Información vía: Aristegui Noticias

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter