La ciclovía reciclada de Holanda

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los ciclistas holandeses recorrieron esta semana la primera ruta en bicicleta del mundo hecha de plástico desechado, en un movimiento destinado a reducir los millones de toneladas desperdiciadas cada año.

La ruta ciclista de 30 metros en la ciudad norteña de mil 300 años de Zwolle contiene el equivalente a 500 mil tapas de botellas de plástico y se estima que es de dos a tres veces más duradera que las carreteras tradicionales.

Ocho millones de toneladas de botellas de plástico, envases y otros desechos son arrojados al océano cada año, matando a la vida marina e ingresando a la cadena alimentaria humana, señaló el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

“Este primer piloto es un gran paso hacia un camino”, dijeron en un comunicado los inventores de la ruta, Anne Koudstaal y Simon Jorritsma.

El destacado experto ambientalista Guus Velders recibió con beneplácito la nueva iniciativa de la firma de ingeniería holandesa KWS, el fabricante de tubos Wavin y la mayor petrolera francesa Total, diciendo que era un “paso positivo” hacia un uso más circular de los materiales.

Sin embargo, Emma Priestland, activista de Friends of the Earth, dijo que la solución a la contaminación plástica consiste en prevenir su uso innecesario en primer lugar.

“Usar plástico para hacer carriles de bici puede ayudar a mantener los plásticos fuera del vertedero… pero aún no está claro qué le sucede a este plástico ya que la superficie del camino se desgasta”, le dijo a la Fundación Thomson Reuters por correo electrónico.

Ciudades como Londres, Ámsterdam y París están estudiando cómo pueden pasar a una economía circular: reutilizar productos, repuestos y materiales, sin producir residuos ni contaminación y utilizando menos recursos y energía.

El gobierno holandés se ha comprometido a reducir a la mitad su uso de materias primas para 2030 y acelerar su cambio hacia una llamada “economía circular”.

Se espera que se abra una segunda ciclovía en noviembre en el pueblo neerlandés de Giethoorn.

Información vía: El Financiero

Deja un comentario: