La ironía de Trump…. todo lo que había dicho sobre el COVID-19 y el uso de cubrebocas

“Va a desaparecer [el coronavirus]. Algún día, será como un milagro y habrá desaparecido”.

El presidente estadounidense Donald Trump se mostraba muy confiado y optimista en una rueda de prensa a finales de febrero, cuando casi no había contagios en Estados Unidos

“Se trata de una simple gripe”, dijo. En los primeros meses de la pandemia, e insistía en referirse al coronavirus como un “virus chino”, culpando directamente a Pekín sobre el origen de la nueva enfermedad.

“Gracias a todo lo que hemos hecho, el riesgo para el pueblo americano continúa siendo muy bajo”.

“Los 15 casos [de contagios] que hay ahora bajarán en unos pocos días a cerca de cero”.

“Muy pronto serán cinco personas y podrían ser una o dos en muy poco tiempo”, aseguraba el mandatario republicano en aquella rueda de prensa del 26 de febrero.

Hablando en el Capitolio el 10 de marzo, Trump dijo: “Estamos haciendo un gran trabajo con el virus. Y desaparecerá. Solo mantengan la calma. Se irá”.

A finales de ese mes, Estados Unidos ya era el epicentro de la pandemia a nivel mundial.

Luego surgió una oleada de manifestaciones en contra del confinamiento que el propio Trump apoyó, agitando así a una sociedad ya de por sí muy polarizada y enfurecida. “¡Liberad Minnesota”; “Liberad Michigan” y, finalmente “Liberad Virginia, la Segunda Enmienda [la que otorga el derecho a tener armas] está en peligro”, escribía entonces en Twitter para apoyar a los manifestantes que exigían el fin de la cuarentena impuesta en esos Estados.

“Siempre quise restarle importancia. Todavía me gusta restarle importancia porque no quiero crear pánico”, dijo Trump al periodista Bob Woodward el 19 de marzo en una grabación difundida por la CNN. Trump lleva tiempo insistiendo que el fin de la pandemia está cerca.

El 19 de septiembre aseguró durante una comparecencia en la Casa Blanca que habría vacunas disponibles contra el coronavirus para abril del año que viene.

“Cientos de millones de dosis estarán disponibles cada mes y esperamos tener suficientes vacunas para todos los estadounidenses para abril”, aseguró. “Creo que la distribución será aún más rápida de lo que la mayoría de la gente cree”.

Pese a las recomendaciones, durante este tiempo Trump ha aparecido en numerosas ocasiones sin mascarilla. El pasado martes, durante el debate presidencial con Joe Biden se mofaba del candidato demócrata por llevar “siempre” el rostro tapado.

“Me pongo la mascarilla cuando es necesario. No me la pongo todo el rato como él [refiriéndose a Biden], que incluso se la pone aunque esté hablando a 60 metros de distancia de mí”, profirió.

Y al final, anunció que él y su esposa han dado positivo a la prueba de COVID-19, por lo que estarán en cuarentena.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter