La pandemia reduce a 350 curules en San Lázaro

CIUDAD DE MÉXICO.

La obligada sana distancia ha transformado al salón de sesiones de la Cámara de Diputados: a partir de ahora funcionará con sólo 350 de sus 500 curules.

Este cambio físico temporal de San Lázaro permitirá cumplir con el reglamento de la nueva normalidad por el covid-19, que establece que en el pleno podrán permanecer, como máximo, 127 legisladores de manera simultánea.

Además, a partir de hoy, los diputados incorporarán a su nueva normalidad parlamentaria el término APRAV, que se refiere a la app de San Lázaro: Aplicación Portátil de Registro de Asistencia y Votación.

Los legisladores recibirán, a partir de hoy, celulares de gama media y a lo largo de la semana serán capacitados sobre el manejo de la tecnología que dará soporte a la vida parlamentaria virtual.

El pleno reducido a 127 diputados se conformará, de manera proporcional, con los integrantes de cada uno de los ocho grupos parlamentarios de San Lázaro.

Además de mantenerse separados por los espacios intercalados, los 127 legisladores que se encuentren en el pleno quedarán resguardados por acrílicos que fueron colocados en cada curul.

La Mesa Directiva también se acondicionó con esas medidas que se prolongarán mientras prevalezcan en México las acciones sanitarias de prevención.

Así que hoy, mañana y el miércoles serán los únicos días en que asistirán al Palacio Legislativo de San Lázaro los 500 diputados, a quienes este fin de semana se les aplicaron pruebas covid-19.

Tanto los legisladores como el personal de la cámara y los representantes de la prensa tendrán que mostrar el resultado negativo de esa prueba para tener acceso al recinto, así como portar cubrebocas y máscara facial protectora.

Este lunes se resolverá la renovación de la Mesa Directiva. El martes 1 de septiembre quedará instalado el tercer año legislativo. Ese día acudirán al pleno 250 diputados y 64 senadores.

Posteriormente, los diputados tendrán una sesión para votar el reglamento de la nueva normalidad parlamentaria, a fin de incorporar las sesiones semipresenciales, el voto a distancia y la firma electrónica, entre otros cambios.

La sesión del 2 de septiembre será para discutir y aprobar la reforma al fuero. En ningún momento estarán los 500 diputados en el salón, sino que desde sus oficinas aguardarán el momento en que les toque votar.

A partir del 8 de septiembre, las sesiones serán semipresenciales y entrará en funciones el sistema digital de asistencia y votación.

También habrá adaptaciones, entre el 7 y 11 de septiembre, del APRAV para las comisiones legislativas, por lo que sus respectivos enlaces y secretarios técnicos recibirán la capacitación correspondiente para el trabajo remoto que supervisarán.

Los diputados contarán con un micrositio de apoyo tecnológico para la asistencia sobre la app de San Lázaro.

De acuerdo con el proyecto que ya aprobaron los jefes parlamentarios en la Junta de Coordinación Política, el futuro reglamento de sesiones semipresenciales de la cámara busca garantizar la funcionalidad del pleno, así como la transparencia del voto de sus integrantes y del proceso legislativo.

En el proyecto se aclara que es un reglamento “de carácter temporal y tiene por objeto normar el ejercicio de las funciones constitucionales y legales de la Cámara de Diputados, de los derechos y obligaciones de las y los legisladores en la actividad parlamentaria que se desarrolla en el pleno, comisiones legislativas y comités en una modalidad semipresencial, así como de las actividades administrativas y de apoyo parlamentario, únicamente durante la duración de la contingencia sanitaria ocasionada por el virus SARS-CoV-2, con base en la determinación que realicen las autoridades sanitarias competentes, tanto federales como del gobierno de la Ciudad de México”.

La app de San Lázaro, se plantea en el proyecto del nuevo reglamento, contará con las medidas de ciberseguridad para su adecuado funcionamiento.

Las reglas de la nueva normalidad parlamentaria deberán contar, este martes, con el respaldo de una mayoría calificada, es decir, el voto favorable de las dos terceras partes de los 500 diputados.










Información vía: Excelsior

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter