Llegan vacunas a América Latina: Argentina recibe la de Rusia y Chile la de Pfizer

Las vacunas de Rusia, SputnikV y de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech llegaron a Argentina y Chile

Las primeras 300 mil dosis de la vacuna ‘Sputnik V’ llegaron este jueves a Buenos Aires en un vuelo de Aerolíneas Argentinas proveniente de Rusia para ser distribuidas próximamente en todo el país en el marco de la campaña de vacunación contra el nuevo coronavirus.

El avión que carga ocho toneladas de la vacuna, la primera contra la COVID-19 que se aplicará en Argentina, aterrizó alrededor de las 10:30 horas locales en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de la capital.

Las vacunas serán descargadas en la pista y transportadas en un camión refrigerado a 18 grados centígrados hacia un depósito.

El presidente argentino, Alberto Fernández, dijo días atrás, cuando anunció que el Gobierno había firmado un contrato con Rusia para adquirir la vacuna, que serán inoculadas unas 300 mil personas antes de fin de año y 10 millones entre enero y febrero.

Las dosis tendrán un plazo de entrega de 12 horas para el área metropolitana de Buenos Aires y de 24 horas para capitales de provincias del resto del país y estarán destinadas al personal de salud.

El Ministerio de Salud argentino aprobó el miércoles el uso de emergencia de la vacuna rusa, mientras que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica hizo lo propio un día antes con la vacuna Pfizer, en medio de los intentos del gobierno para destrabar su adquisición a la farmacéutica norteamericana.

Argentina supera los 42 mil fallecidos y más de un 1,5 millón de infectados.

Los contagios se han incrementado en los últimos días en la zona metropolitana de Buenos Aires, en lo que las autoridades temen que se convierta en una segunda ola del virus.

Arriban a Chile primeras vacunas COVID de Pfizer; es el segundo país en Latinoamérica en recibirlas

Chile iniciará este jueves con la campaña de vacunación contra el COVID-19, tras recibir muy temprano las primeras 10 mil dosis del antivirus de Pfizer.

El gobierno espera vacunar a 15 de los 19 millones de chilenos a fines del primer semestre de 2021.

Las dosis llegaron al aeropuerto internacional de Santiago en un vuelo comercial procedente de Bélgica y fueron subidas a un vehículo hasta una cercana base de la Fuerza Aérea.

Después, un helicóptero policial las acercó a unas cuadras de la empresa privada que posee tres súpercongeladores que las mantendrán a menos 70 grados Celsius para mantener su eficacia.

El fármaco llegó en dos cajas de 40×40 centímetros que pesaban 36 kilos, de los cuales 23 kilos eran hielo seco.

Chile es el segundo país de la región en recibir las dosis de Pfizer y BioNTech, después de que México recibiera 3 mil dosis el miércoles. El medicamento está aprobado por el ente regulador estadounidense y su símil chileno.

La próxima semana deben llegar otras 10 mil dosis de vacunas, que debe aplicarse en dos ocasiones con tres semanas de diferencia.

“El plan de vacunación parte hoy. En primer lugar, se va a vacunar al personal de salud de la primera línea”, en tres hospitales de Santiago, dijo el presidente, Sebastián Piñera, que acompañado por varios ministros, recibió el embarque en el terminal militar.

Piñera tenía previsto asistir unas horas después, cuando se hubiera descongelado parte de las dosis, a la inoculación de funcionarios de la salud de la capital de unidades de cuidados intensivos y que trabajan con pacientes con COVID-19.

El viernes se vacunará personal sanitario de las tres regiones del sur del país con más contagiados.

“Cuando me corresponda, sí me voy a vacunar” señaló Piñera, de 71 años, que debería ser inoculado en el transcurso del primer trimestre de 2021, junto al resto del personal de la salud, adultos mayores y enfermos crónicos y personal que participa en el control de la pandemia, que se estima serán uniformados.

Según el cronograma, a fines de marzo deberían estar inmunizados unos cinco millones de personas de la población de riesgo y otros 10 millones hacia fines del primer semestre.

Chile compró 10 millones de dosis de Pfizer e igual cantidad a la farmacéutica china Sinovac, que aún no está aprobada por el regulador estadounidense ni el chileno.

También recibirá varios millones más de AstraZeneca y Oxford y de COVAX, una iniciativa mundial que busca el acceso equitativo del antiviral en el planeta.

“Hoy Chile tiene suficientes vacunas para inocular (a) 19.9 millones de personas, lo que equivale al 133 por ciento de la población adulta del país”, indicó en una nota de prensa la oficina de Presidencia chilena.

Chile, que a mediados de año era uno de los países con más contagiados de la región, mantuvo por varios meses una meseta de infectados diarios, pero en las últimas semanas ha mostrado un lento aunque sostenido aumento por jornada que bordea los 2 mil casos nuevos.

El país sudamericano registra 590 mil contagiados y 16 mil fallecidos.









Información vía: El Financiero

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter