Localizan sin vida en un baldío a la bebé que fue presuntamente raptada ayer en la colonia Bellavista

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un trabajador de una casa de empeño localizada sobre el boulevard Antonio Cárdenas, en la colonia Bellavista, al sur de la ciudad, localizó el cuerpo sin vida de un bebé en un terreno baldío por donde pasaba para dirigirse a su trabajo.

De inmediato se dió aviso a las autoridades quienes arribaron al lugar para acordonar la zona y comenzar las investigaciones correspondientes.

Este es el audio con el que se recibe el reporte del terrible hallazgo:

Familiares de la menor que presuntamente fue sustraída de los brazos de su madre ayer al rededor de las 3 pm en las calles de la colonia Bellavista, fueron llevados al lugar del hallazgo donde lamentablemente reconocieron que se trataba de Karol Nahomi, de apenas 5 meses de edad.

Las autoridades encargadas de investigar los hechos dijeron a los medios de comunicación que existen multiples líneas de investigación, siendo una de las más relevantes, la aclaración del entorno familiar y social en el que se encontraba la menor.

“No es una banda, no está identificado algo que represente un peligro, estamos en el entorno familiar y social de la menor”, dijo el fiscal general de Coahuila Gerardo Márquez Guevara.

El Fiscal General de Personas Desaparecidas, Jose Ángel Herrera, confirmó la detención un hombre de alrededor de 25 años sospechoso del homicidio de la menor.

Desde los primeros momentos en los que se recibió el reporte, todas las corporaciones policiacas implementaron un operativo de búsqueda, colocando filtros en todas las salidas de Saltillo.

La primer versión de la historia es que Ana María Maltos Amaya, madre de la pequeña Nahomi, acudió a comprar a una tienda cercana a su domicilio con la pequeña en brazos.

La encargada de la tienda, quien no confirmó haber visto a la bebé, sino la cobija en brazos de la mujer, dijo que poco después de haber dejado la tienda, Ana María regresó llorando pidendo el auxilio pues aseguraba que le habían robado a su bebé.

La madre de la menor comentó que fueron dos personas, una mujer y un hombre, a quien solo pudo describir como portador de una “cachucha roja”, y a quienes nunca había visto, la golpearon y le arrebataron a su hija, para emprender la fuga en un vehículo Tsuru color amarillo sin placas de circulación.

De forma inmediata, las autoridades comenzaron la búsqueda del auto y el menor, por lo que crearon filtros a las salidas de la ciudad.

Deja un comentario: