Los ‘incidentes’ de Florencia Serranía al frente del Metro

La directora tiene a su paso por la jefatura del Metro un choque, un incendio, y el reciente desplome de la Línea 12.

Desde noviembre del 2018, Florencia Serranía Soto es la directora General del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, luego de ser nombrada por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

Serranía Soto estudió Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México; cuenta con una maestría y un doctorado en el área de Ciencias Materiales por la University of London.

En el año 2000, fungió como directora General de Planificación en la Secretaría de Transportes y Vialidad (actualmente Secretaría de Movilidad) del entonces Gobierno del Distrito Federal, donde estuvo encargada de normar al transporte concesionado.

Fue directora general del Servicio de Transportes Eléctricos del Distrito Federal, y posteriormente del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, todos estos cargos en la administración de Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno.

En el sector privado fue directora de la firma Urban Travel Logistic, especializada en la rama de tecnología, transporte e innovación medioambiental, y es académica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la coordinación de Mecánica y Energía.

Luego del incendio del 9 de enero de este año en el Centro de Control “Buen Tono” del Sistema de Transporte Colectivo, Florencia Serranía fue denunciada penalmente, junto con Sheinbaum Pardo, por los delitos de homicidio, ejercicio ilegal y abandono del servicio público, uso ilegal de atribuciones y facultades, negación del servicio público. 

La denuncia fue interpuesta por miembros del Partido Acción Nacional ante la Fiscalía General de Justicia capitalina. 

La mañana de ayer, ante el siniestro ocurrido en la Línea 12 del Sistema del Transporte Colectivo Metro, la directora general del STC informó que la empresa francesa TCO está contratada desde el 2016 para conservar las condiciones de operación de las instalaciones fijas de la Línea 12, trabajo que realiza todas las noches, los 365 días del año y no identificó afectaciones.

Medios nacionales informó un mes después del sismo ocurrido en septiembre del 2017, que habitantes de Tláhuac se manifestaron y cerraron la circulación vial para hacer notar a las autoridades su temor por un posible colapso de la estructura tras el reblandecimiento de la zona y la caída de escombros de la estructura.

El incendio en el Centro de Control y el desplome en la estación Olivos de la Línea 12 no son los únicos percances que han ocurrido durante la gestión de Serranía Soto al frente del Sistema de Transporte Colectivo Metro. 

El pasado 10 de marzo de 2020, un choque entre dos trenes en la estación Tacubaya también detuvo al STC Metro durante varios días. 

Los hechos ocurrieron cerca de la medianoche del miércoles cuando el tren número 33 se impactó contra el tren 38, el cual estaba parado en las vías con dirección a Observatorio.

De acuerdo con la primera diligencia de los hechos, el tren 33 no alcanzó hacer el cambio a la vía uno con dirección a Pantitlán.

En la bitácora de la estación quedó asentado que el tren número 33 se quedó sin aire y se fue por la pendiente sobre la misma vía 2, que da a la dirección Observatorio.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter