Sismo en Albania deja por lo menos 13 muertos
26 noviembre, 2019
Hombre entra a robar y una abuelita fisicoculturista le da una paliza
26 noviembre, 2019

Los Tiburones de Veracruz están en la liguilla… sub 20

El futbol tiene historias de amor propio y orgullo. Una de ellas es la que está escribiendo la Sub-20 del Veracruz, que a pesar de los adeudos y el riesgo de desafiliación del club, disputará la Liguilla de la categoría contra Santos en busca de las Semifinales en una serie que comenzará este jueves en el Puerto.

Si el primer equipo sufrió adeudos, la Sub-20 la ha pasado peor porque además de que les debían entre tres y cuatro meses de salario, ellos no tenían ahorros, lo cual provocó que varios, sobre todo los que no eran originarios del Puerto y tenían rentas que pagar, no tuvieran dinero ni para comer.

Por ello fue que jugadores como Colin Kazim, Carlos Salcido y hasta Sebastián Jurado les tendieron una mano para apoyarlos económicamente. El portero lo hizo aún más identificado con la situación, ya que ellos son sus compañeros de generación.

Los jóvenes Sub-20 del Veracruz incluso clasificaron sin un director técnico fijo, luego que Marco Trejo dejó el cargo después de la Fecha 8 porque era gente de Enrique Meza, quien renunció al banquillo del primer equipo por los malos resultados.

Fue así que prácticamente durante todo el semestre la Sub-20 ha realizado sus entrenamientos solo con el preparador físico, para que en los días de juego se encargara de ellos José Luis González China (auxiliar técnico del primer equipo), Carlos Cazarín (auxiliar en Sub-17) y hasta Rodolfo Vega (DT del equipo femenil).

“Estamos muy contentos sobre todo por los chicos, que a pesar de todas las circunstancias, de todo lo que se ha hablado del club, siguieron trabajando muy fuerte y han conseguido algo muy importante para ellos”, dijo González China.

“Lo importante es seguir avanzando, que sigan en su formación y que no pare aquí, que ojalá el club pueda continuar y que ellos puedan ver reflejado su sueño de estar en Primera División”.

El éxodo de jugadores en el primer equipo antes de que terminara el torneo también se vivió en la Sub-20, donde tres titulares también ya abandonaron al club por la falta de pagos. Fue así que clasificaron echando mano de suplentes.

Hace un par de semanas Kazim Richards reveló que durante un entrenamiento vio vomitar agua a un chico de categorías menores porque tenía tres días sin comer. A pesar de circunstancias así, hoy el equipo juvenil del Veracruz escribe una historia de dignidad.









Información vía: Medio Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *