Medicamento recomendado por Trump para el COVID-19 se agota en México

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Donald Trump, Presidente los Estados Unidos,  anunció este mes que su Gobierno emplearía hidroxicloroquina -una sustancia farmacológica aprobada para el tratamiento de malaria, enfermedades reumatoides y lupus- para combatir el COVID-19 y, en cuestión de días, la demanda por el fármaco aumentó de manera intempestiva dentro y fuera de Estados Unidos.

Donald Trump enfrenta la epidemia del coronavirus inmerso en el proceso electoral con el que busca la reelección y el triunfo en los comicios que se llevarán cabo en noviembre.  La expansión del COVID-19 en territorio estadounidense afecta también a su campaña política. El lunes, Estados Unidos sumó 473 fallecidos y 35 mil 241 casos confirmados de personas infectadas.

Según el diario Washington Post, Trump había declarado de manera falsa que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por sus siglas en inglés) había aprobado el uso de cloroquina para tratar el COVID-19. Pero la institución lo desmintió.

Un comunicado publicado por la FDA el 19 de marzo, señala que el medicamento aún está en proceso de ser aprobado para el tratamiento en casos de síntomas leves de COVID-19.

“La FDA ha estado trabajando estrechamente con otras agencias gubernamentales y centros académicos que están investigando el uso del medicamento cloroquina, que ya está aprobado para tratar la malaria, el lupus y la artritis reumatoide, para determinar si se puede usar para tratar a pacientes con leves COVID-19 para reducir potencialmente la duración de los síntomas, así como la eliminación del virus, lo que puede ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad. Se están realizando estudios para determinar la eficacia en el uso de cloroquina para tratar COVID-19”, indica el comunicado.

COMPRAS DE PÁNICO AGOTARON EL FÁRMACO

Los efectos de las palabras de Trump trascendieron la fronteras de EU. Las medidas anunciadas por el Presidente estadounidense ocasionaron que en México y otros países miles de personas adquirieran el producto sin necesitarlo, por temor a contraer el virus; en tanto que aquellos que sí lo utilizan como tratamiento y bajo prescripción médica ahora batallan por encontrarlo en las farmacias.

Las reacciones tras la euforia por la hidroxicloroquina se reflejaron sobre todo en las redes sociales, donde en una semana evolucionaron dos líneas del mismo episodio: primero, quienes extendieron el rumor y lo buscaron desde la Red como remedio al coronavirus, y después , las cientos de reacciones que se reprodujeron en varios idiomas tras el desabasto.

Unos días después de que Trump hablara de hidroxicloroquina, el agotamiento del fármaco ha generado malestar en las comunidades de Twitter, Facebook y otras redes sociales de pacientes con lupus en México.

Entre las acciones que han tomado los afectados desde el entorno digital destaca una petición en Change.org para que el fármaco solo se venda bajo receta médica. Hasta este miércoles, la petición había reunido 13 mil 700 firmas, la cifra continúa en aumento. Pero por el momento no hay en existencias.

A raíz de las compras de pánico de hidroxicloroquina, también surgió una campaña llamada #NoMeDejesSinMedicinas o #YoLaNecesitoHoy que a través de Instagram llama a que no se compre este medicamento si no se necesita.

Mientras los pacientes con enfermedades reumatoides y lupus padecen el desabasto, los efectos de la automedicación comienzan a surgir. Este miércoles la cadena de noticias CNN reportó que un hombre falleció y su esposa se encuentra en estado crítico en Phoenix, Arizona tras consumir fosfato de cloroquina (chloroquine phosphate), una sustancia que es empleada para limpiar acuarios y que ellos consumieron tras escuchar que la cloroquina ayudaba a combatir el coronavirus.

Otras medidas que se han tomado en EU son la restrucción de la venta del fármaco. Steve Sisolak, Gobernador de Nevada restringió este martes la venta tanto de la cloroquina como de la hidroxicloroquina en su estado.

EN MÉXICO SE AGOTÓ

El laboratorio Sanofi, que produce el medicamento Plaquenil (hidroxicloroquina), confirmó a SinEmbargo que las compras de pánico de los últimas días agotaron sus existencias y su inventario en México no podrá restablecerse hasta mediados de abril.

“Actualmente, Sanofi México no cuenta con existencias ni de PlaquenilR ni de Hidroxicloroquina genérica. Reiniciaremos la producción en cuanto reunamos la materia prima disponible en el país y las importaciones en curso, para restablecer el inventario a partir de la segunda mitad de abril” informó Adriana Valdés, Directora de Comunicación Social de la compañía.

El laboratorio trabaja en una vacuna para combatir el COVID-19 y en probar la efectividad de los fármacos ya existentes para tratar la enfermedad, pero reiteró que la evidencia clínica es insuficiente para garantizar que el Plaquenil sea efectivo para tratar el virus. Por lo que su uso está considerado fuera de indicación.

¿CÓMO SURGIÓ EL RUMOR?

De acuerdo con el laboratorio Sanofi, la versión de que la hidroxicloroquina es efectiva para tratar el COVID-19 surgió a raíz de la difusión de noticias sobre pruebas que se realizaron en China a partir de enero.

La revista Cell Research publicó en enero que investigadores del Instituto de Virología Wuhan de la Academia de Ciencias de China y el Instituto de Farmacología y Toxicología de Beijing tras evaluar la efectividad de siete medicamentos, encontraron que la cloroquina presentaba un efecto inibitorio sobre el coronavirus in vitro.

En marzo, la revista Enfermedades Infecciosas Clínicas [Clinical Infectious Diseases] publicó que la hidroxicloroquina era todavía más efectiva para contrarrestar la infección de acuerdo pruebas realizadas por invesetigadore de China.

Estos resultados, han sido el fundamento por el que algunas autoridades sanitarias permitieron el uso temporal de esta sustancia farmacológica para tratar el virus. Sin embargo, todas estas investigaciones aún son preliminares.

“Si bien existen estos hallazgos preliminares de estudios independientes, es necesario realizar estudios más amplios para evaluar el perfil de riesgo-beneficio del uso de la hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19. Lo más importante es ofrecer una alternativa segura a los pacientes”, indicó el laboratorio Sanofi.

LOS RIESGOS

El consumo sin prescripción médica de hidroxicloroquina puede generar efectos secundarios. Según indicó el laboratorio su uso solo es aprobado para el tratamiento de pacientes con malaria, artritis reumatoide y lupus eritematoso sistémico.

En estos pacientes se han presentado efectos secundarios por el uso prolongado del fármaco. Destacan los transtorons oculares, entre ellos retinopatía, cambios de pigmentación y defectos del campo visual. Estos efectos se han presentado tras el uso prologando del medicamento.

También se han presentado otros casos con efectos cardio-tóxicos, transtornos neurológicos, hepáticos, cutáneos y reacciones alérgicas, aunque estos han sido casos menos frecuentes.








Información vía: Sin Embargo

Deja un comentario: