Primer refuerzo: Llega Nicolás Benedetti al América
31 enero, 2019
Estrategia de AMLO contra el huachicoleo reduce en 75.9% el robo de hidrocarburos
31 enero, 2019

México no podrá estimar la pobreza infantil por falta de presupuesto

México no contará con datos valiosos sobre su población en 2019. El Presupuesto de Egresos de la Federación, aprobado hace unos días por la Cámara de Diputados, no contempla ingresos suficientes para que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) pueda cubrir su calendario de actividades.

De acuerdo con datos proporcionados por el organismo, este año se llevarán a cabo varios censos que se levantan cada diez o cinco años, como el de Población y Vivienda que se realizó en 2010 o los Censos Económicos que se obtuvieron en 2014. Para ello, estimó que requeriría 17.000 millones de pesos (unos 900 millones de dólares) para cubrir estos censos además de su calendario regular de encuestas.

Sin embargo, la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto menor en casi 5.000 millones de pesos, por lo que ha anunciado que recortará 13 proyectos estadísticos que incluyen trabajo infantil, consumo de drogas y datos sobre el trabajo no remunerado de las mujeres mexicanas, entre otros.

Julio Santaella Castell, presidente del INEGI, indica a Verne que la cancelación de estos programas tendrá un efecto importante para la administración que inicia, encabezada por Andrés Manuel López Obrador. “Postergarlas un año más, fuera de la pérdida del dato este año, con una administración iniciando y que tiene que establecer un plan de desarrollo, significa una pérdida de oportunidad, dejar de contar con información como base para el diagnóstico y la aplicación de la política pública”, dice, vía correo electrónico.

Leonardo Núñez González, integrante de la asociación Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad señala a Verne que el efecto inmediato de la cancelación de varias encuestas periódicas que levantaba el INEGI es la falta de información. “De un plumazo dejaremos de tener datos sobre problemas públicos relevantes, como los niveles de corrupción entre el sector privado y el gobierno”, dice, vía telefónica. “Esto es extremadamente preocupante porque nos quedaremos sin la posibilidad de evaluar si las cosas mejoran o empeoran. Lo único que tendremos serán las declaraciones del Gobierno”, comenta Núñez.

Para Irene Tello Arista, directora de la organización Impunidad Cero, un área de cuidado es la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL), que se emitió por última vez en 2016. “Tan solo en ese año había más de 200.00 personas encarceladas, y de ellas, 43,2% no habían recibido una sentencia”, dice a Verne, vía telefónica. “Es importante tener datos nuevos porque nos quedamos en fenómenos que ya pasaron y no podemos saber qué se debe hacer”, indica.









Información vía: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *