Miembros del gabinete contradicen las justificaciones de Trump de ordenar matar a Soleimani

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La justificación de Estados Unidos del ataque que mató al general iraní Qasem Soleimani ha sido tan cambiante y confusa que ha llegado un punto en que los argumentos manejados por el presidente Donald Trump han sido puestos en duda incluso en su gabinete.

La última de las contradicciones dentro del gobierno de Trump sobre el ataque en Irak surgió después que el mandatario dijera que Soleimani tenía como posibles blancos a “cuatro embajadas” de EE.UU.

“Puedo revelar que creo que probablemente hubieran sido cuatro embajadas”, dijo Trump en la cadena Fox News el viernes tras ser consultado sobre los presuntos ataques planeados por Irán contra Washington.

Pero el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, negó el domingo haber visto información de inteligencia específica sobre eso.

“No vi una con respecto a cuatro embajadas. Lo que digo es que comparto la visión del presidente de que probablemente, mi expectativa era que iban a ir detrás de nuestras embajadas”, dijo Esper entrevistado en la cadena CBS.

Esto se suma a otras explicaciones confusas de EE.UU. sobre cuán inminentes serían esas amenazas por parte de Irán o dónde estarían las mismas para justificar el ataque a Soleimani que puso a ambos países al borde de la guerra.

“Nunca es una cosa”

Soleimani era uno de los hombres más poderosos de Irán y comandaba la Fuerza Quds, un grupo de élite de ese país en materia de seguridad e inteligencia que dirigía acciones encubiertas en el extranjero.

El general era “directa e indirectamente responsable por las muertes de millones de personas”, afirmó Trump después del bombardeo que él mismo autorizó y que mató a Soleimani cerca del aeropuerto de Bagdad el 3 de enero.

El Pentágono también consideró a la Fuerza Quds de Soleimani responsable por la muerte de cientos de sus hombres en Irak.

El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, negó haber visto información de inteligencia sobre amenazas a cuatro embajadas de EE.UU. por parte de Irán. Foto: Getty

Pero la decisión del presidente estadounidense de matar al general iraní causó estupor y tensión internacional.

Sus dos antecesores en el cargo, Barack Obama y George W. Bush, evitaron dar ese paso porque podía desencadenar más violencia e inestabilidad en Medio Oriente.

Trump dijo el mismo día del ataque que Soleimani planificaba acciones “inminentes” contra EE.UU. y sostuvo que su orden de matarlo buscaba “parar una guerra” en vez de iniciarla.

“Soleimani estaba tramando inminentes y siniestros ataques contra diplomáticos estadounidenses y personal militar, pero lo atrapamos en el acto y lo terminamos”, dijo el gobernante estadounidense a la prensa.

Su secretario de Estado, Mike Pompeo, también había hablado de “amenazas inminentes a vidas estadounidenses” por parte de Soleimani, pero luego relativizó esto.

“Nunca es una cosa”, dijo Pompeo el 5 de enero en una entrevista con la cadena NBC.

“Es un conjunto. Es un conocimiento situacional completo de riesgo y análisis”.

¿Inteligencia?

Pompeo, un exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) de EE.UU., apuntó luego a acciones del pasado de Soleimani antes que a “amenazas inminentes” a futuro.

“Si estás buscando inminencia, no necesitas buscar más allá de los días que llevaron al ataque que se tomó contra Soleimani”, dijo Pompeo el 7 de enero en una conferencia de prensa.

Dos días más tarde, el jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que “había una serie de ataques inminentes que Qasem Soleimani estaba tramando”, pero agregó: “No sabemos con precisión cuándo y no sabemos exactamente dónde”.

Pompeo ha dado diferentes explicaciones sobre la inminencia de la supuesta amenaza iraní. Foto: Reuters

Esto arrojó una sombra de duda sobre una indicación del presidente estadounidense, quien ese mismo día sugirió que la amenaza concreta era contra la embajada de EE.UU. en Bagdad.

“Voy a decir esto: agarramos a un monstruo total y lo eliminamos”, dijo Trump en una conferencia de prensa el 9 de enero.

“Lo hicimos porque estaban buscando volar nuestra embajada”.

Parte del problema para verificar esto es que el gobierno de Trump ha evitado divulgar públicamente la información de inteligencia que tenía sobre Soleimani.

Trump dio a entender que posee datos concretos y reservados sobre la amenaza que planteaba el general iraní.

“Soleimani estaba planeando activamente nuevos ataques y estaba mirando muy en serio a nuestras embajadas y no solo a la embajada en Bagdad”, dijo Trump durante un acto político en Ohio el jueves, un día antes de decir que habrían sido cuatro las sedes diplomáticas bajo la mira iraní.

No obstante, el secretario de Defensa señaló el fin de semana que las indicaciones de que el general iraní preveía atacar embajadas de EE.UU. no estarían basada en reportes de inteligencia.

“Lo que el presidente dijo fue (que) él creía”, dijo Esper en una entrevista con la cadena CNN y aclaró: “No citó inteligencia”.









Información vía: BBC Mundo

Deja un comentario: