Dos heridos por balacera en Iztacalco
28 junio, 2019
Durante la presentación de la Guardia Nacional, AMLO reconoce que no hay avance en la cifras de violencia
1 julio, 2019

Migración en 2019 aumentó 232% con respecto al primer semestre de 2018

A un año de su triunfo en las urnas, el presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrenta a un fenómeno inesperado: el incremento de 232% en el flujo de personas migrantes. En los primeros seis meses del año se contabilizaron 460 mil, que superan a los 138 mil 612 de todo 2018.

Este último año, la migración tuvo una resonancia mayor por la cantidad de familias, la detección de traficantes de personas y una nueva modalidad de migración transcontinental.

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Migración (INM), de los 460 mil migrantes que han ingresado a nuestro país, se presentaron ante esa instancia 99 mil 203 y se han devuelto a su país de origen 71 mil 110, lo que significa que al menos 360 mil indocumentados están dispersos en suelo nacional o en EU.

Datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU indican que hasta julio de 2018 el promedio de captura era de 40 mil 149 personas, pero en 2019 aumentaron mes con mes hasta llegar a 144 mil 278 en mayo.

Migración, invitada sorpresa

Se estima que en el primer semestre del año creció 232% el tránsito de personas, con respecto al año pasado.

Aunque el fenómeno migratorio de Centroamérica no es nuevo, este último año ha tenido una resonancia mayor en México por la cantidad de familias que formaron parte de él, la detección de bandas dedicadas al tráfico de personas, una nueva modalidad de migración transcontinental y el relajamiento de la política implementada por el nuevo Gobierno de México, que lo llevó a tener su primer diferendo diplomático con Estados Unidos.

Luego del triunfo en las urnas, el entonces presidente electo; Andrés Manuel López Obrador, definió su política migratoria como “de puertas y brazos abiertos”, respeto a los derechos humanos y respaldo a quienes cruzaran la frontera sur para buscar una vida mejor.

Esta visión resultó un aliciente para que miles de familias de países como Honduras, El Salvador y Guatemala, entre otros, se organizaran en caravanas para llegar a México, pero no para quedarse sino para usarlo como trampolín para llegar a Estados Unidos.

Las cifras así lo muestran: En 2017, el número de personas presentadas por tener una situación irregular apenas alcanzó los 93 mil 846. Un año después, la Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración, registró 138 mil 612 personas no documentadas, de las cuales 112 mil 367 tuvieron una deportación o un retorno asistido a sus países de origen.

La diferencia es que en lo que va de 2019 —tan sólo seis meses— las autoridades estiman que han ingresado a territorio nacional de forma ilegal al menos 460 mil personas de distintos países, es decir más de 200% de lo que ocurrió en el año anterior.

De ellas, se presentaron ante la instancia migratoria a 99 mil 203 y se han devuelto a su nación de origen a 71 mil 110 personas.

Es decir, dispersas por suelo nacional y/o en Estados Unidos hay al menos 360 mil indocumentados centroamericanos y de naciones de África y Asia, particularmente que entraron por algún punto de nuestro país y se dirigieron al norte.

Este dato fue lo que ocasionó la molestia del país vecino que lo vio reflejado en el crecimiento exponencial del número de quienes cruzaban su frontera sur para solicitar asilo.










Información vía: Excelsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *