Muere bebé en clínica privada; padres acusan negligencia

La alegría de los padres de Emily duró sólo ocho horas, pues la salud de la bebé se complicó y en la clínica donde nació no tenían al personal médico para atenderla.

Con ansias y gran felicidad Ricardo Vázquez y Yazbeth Nieto esperaron por nueve meses la llegada de su primera hija Emily, pero su alegría solo duró ocho horas, pues la salud de la bebé se complicó y en la clínica donde nació en Coacalco no tenían al personal médico para atenderla.

“Yo me sentí realizado, me sentía pleno yo en ese momento cuando llevaron a la bebé a la habitación junto a mi esposa, estaba tranquilo porque estaba bien mi bebé en perfecto estado, tenía buena salud, sonreía, mucha parte del día estuvo sonriente, estaba con su ropita, estaba con mi esposa, estaba con los ojos abiertos era muy risueña”, recuerda Ricardo.

Emily nació el pasado viernes a las 11:57 horas, en la clínica particular Materno Infantil de Coacalco, ubicada en Eje 8 Carlos Pichardo Cruz 182 y tuvo una calificación de 9.9, pero horas después Emily dejó de comer.

“A 1:25 (pm) le dan su primer alimento no se lo acaba, la llevaron a la habitación a mi esposa y su próxima comida que le tocaba a las 3 horas después no la quiso comer, le dije a la enfermera que no quiso comer, me dijo insístele y se salió del cuarto para la próxima comida de las 7:30 (pm) llegó otra enfermera”.

Recuerda que la enfermera Catalina no encontró normal que la bebé no estuviera comiendo, por lo que le llamó a la pediatra Rosalía Trujillo Castillo, quien indicó inicialmente que le cambiarán la fórmula, pero las horas pasaron y Emily seguía sin comer.

Como Emily no comía, le tomaron muestras de glucosa y estaba bien, pero horas después llegó a la Clínica la pediatra que la había traído al mundo y se la llevó para ponerle suero y ahí empezó el dolor para Ricardo y Yazbeth.

“No pasaron ni 10 minutos, cuando se sale de la habitación luego de que nos había dicho eso y se empezaron a escuchar gritos, era en el área de cirugía cuando se asomó me doy cuenta era mi bebé, la pediatra ya traía a mi bebé sin ropa venia corriendo con mi bebé la puso en una plancha, al mismo tiempo la enfermera estaba tratando de desatorar unas mangueras que les estaba pidiendo la pediatra”, narró Ricardo.

Ricardo asegura que en la clínica no había oxígeno, ni médicos de guardia y que hubo negligencia, por lo que su bebé murió ocho horas después de haber nacido.

En un video tomado por la misma familia de Ricardo y donde confrontan a la doctora, ella asegura que no sabía que no había comido la bebé y que no había médico de guardia.

“Yo no sabía que no había comido, por Dios santo pásame una puta tabla con hojas, aquí están sus pinches reportes, tú pediatra, que no llegas y lees aquí, debe de haber un médico de planta”, afirma un familiar a lo que la doctora responde, “claro que sí, pero aquí en la tarde no”, responde la doctora.

Y aunque ya presentaron una denuncia y se le practicó la necropsia, cuyos resultados de patología no han llegado, la pesadilla para la joven pareja sigue, pues les informaron que la carpeta ya se cerró.

El resultado del médico legista fue que quedó indeterminado, porque me dijo que no le había encontrado señales de golpes, pero que había agarrado partes de mi bebé para llevarlas a estudiar a patología que salían en esos estudios, vine el día de ayer, volví a venir al MP y me dijeron aquí adentro que esta persona el MP Luis Fernando Martínez cerró la carpeta, no le dio continuidad”.

La familia solo pide justicia para Emily y se aclaren las causas de su muerte, por lo pronto la clínica presenta sellos de clausura.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter