De paraíso a infierno: Los cabos es el destino más inseguro de México
9 marzo, 2018
La jornada del 8 de Marzo en México
9 marzo, 2018

Este triángulo político no es necesariamente porque desean la bendición del actual presidente, si no por que a meses de la elección se están dando con todo.

Los dimes y diretes entre Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya tienen nombre y apellido. Se trata nada más ni nada menos que el presidente Enrique Peña Nieto.

Todo comenzó porque el lunes Anaya manifestó que “ya estaba bueno” de intocables en México, y dijo que el que la haya hecho la tendrá que pagar “y esto incluye al Presidente Enrique Peña Nieto”.

Ante esta declaración cuatro días después AMLO, el candidato por Morena, PT y Encuentro Social, le dijo al candidato del PAN que busca sacar raja política con demagogia y mentiras al sostener que meterá a la cárcel al Presidente.

“Esto no está resuelto, es pura demagogia y ganas de tener votos mintiéndole a la gente y aprovechar que hay mucha inconformidad en contra de los presidentes, piensa que así sacará raja”

Durante su  visita por Colima, AMLO retó al candidato del PAN a presentar una denuncia contra el mandatario, pues dijo que de lo contrario está engañando a la gente porque no hay marco legal ya que se debe modificar el artículo 108 constitucional para poder juzgar al presidente en funciones por corrupción.

Pidió al candidato panista que exponga de qué acusa a Peña Nieto y cuál será el procedimiento a seguir.

“Que nos diga cómo, que me diga si iniciará un proceso, de qué lo va acusar y ante qué instancias presentará la denuncia y si procede jurídicamente con el actual marco legal, porque no se trata de engañar a la gente”

En la otra esquina, Ricardo Anaya fue entrevistado luego de participar en el evento Diez diálogos por la educación, y aprovechó el momento para contestarle al candidato de Morena.

Anaya dijo que López Obrador no ha leído la constitución por la manera en que califica de demagogia el decir que se va a meter a un expresidente a la cárcel.

“López Obrador no ha leído la Constitución, está absolutamente confundido, no hay ninguna restricción para que se sancione a quien haya cometido un acto de corrupción. Más bien por razones de impunidad ha habido históricamente ciertos intocables en nuestro país y esto es lo que se tiene que acabar”

 

 

 

Información vía: Nación 321

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *