Nueva cepa del COVID se expande por Europa: Ya se detectó en Portugal y Noruega

Portugal, cuyos contagios diarios continúan a la baja, ha detectado varios casos de la variante de COVID-19 en viajeros que llegaron al archipiélago de Madeira

La nueva variante de la COVID-19 fue detectada hoy en Noruega, en dos viajeros procedentes del Reino Unido, unos días después de que se identificaran casos parecidos en otros países nórdicos, como Suecia y Dinamarca.

Las autoridades noruegas informaron hoy de esas infecciones, verificadas en dos personas que habían estado en diciembre en territorio británico.

Suecia informó ayer mismo de que se había detectado un primer caso, una persona procedente del Reino Unido, que quedó aislada en cuanto ingresó en el país.

En Dinamarca se han registrado en sucesivos días unos 40 casos de contagios con la nueva cepa.

Noruega dictó está semana la prohibición de aterrizar en su territorio a los aviones procedentes del Reino Unido, a cuyos viajeros se les impide ahora entrar en Suecia, que ha cerrado sus fronteras con Dinamarca.

La nueva variante fue detectada por primera vez en el sur de Inglaterra unos días antes de las festividades navideñas. Varios países europeos suspendieron los vuelos procedentes de ese país ante la sospecha de que se trate de una cepa aún más contagiosa.

Entre los países europeos donde se han identificado contagios de esa nueva variante están Países Bajos, Alemania, Francia y España. En su mayoría los afectados son viajeros procedentes de Reino Unido.

PORTUGAL REGISTRA CONTAGIOS DE LA NUEVA VARIANTE

Portugal, cuyos contagios diarios continúan a la baja, ha detectado varios casos de la variante de COVID-19 en viajeros que llegaron al archipiélago de Madeira provenientes del Reino Unido.

Según un comunicado de la Secretaría Regional de Salud de Madeira, que no especifica el número de personas infectadas con la variante de coronavirus, la identificación fue posible gracias al rastreo que desarrollan en el Aeropuerto Internacional de Madeira “Cristiano Ronaldo”.

En la jornada de hoy, Portugal notificó mil 577 positivos y 63 nuevos fallecidos por COVID-19, por lo que el número total de decesos desde que comenzó la pandemia es de 6 mil 619, mientras que los infectados suman ya 394 mil 573.

A pesar del descenso de contagios diarios, el número de ingresados subió en 80 personas, hasta los 2 mil 870, de los que 504 están en cuidados intensivos (nueve menos).

Los casos activos han descendido en mil 561 personas, hasta los 68 mil 208.

Portugal, al igual que el resto de países de la Unión Europea, comenzó hoy el proceso de vacunación con la administración de la dosis a los profesionales sanitarios de los hospitales universitarios de Lisboa, Oporto y Coimbra.

António Sarmento, de 65 años y director del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital São João de Oporto, ha sido el primer vacunado contra la COVID-19 en Portugal.

Según el Plan de Vacunación diseñado por el Gobierno portugués, hasta el mes de abril tienen una previsión de vacunar a 950 mil personas.

Serán prioritarias las personas de las residencias de mayores y sus cuidadores, profesionales sanitarios y personas de más de 50 años con diferentes dolencias.

Portugal se encuentra en estado de emergencia -nivel máximo de alerta del país-, por lo que hasta el 7 de enero hay un toque de queda que comienza a las 13 horas los festivos y a las 23 horas los días de diario.

Además, el día 31 de diciembre los portugueses deberán volver a casa como muy tarde a las 23 horas, y los días 1, 2 y 3 de enero el toque de queda empezará a las 13 horas.









Información vía: Sin Embargo

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter