Premio Nobel de la Paz es acusado de abuso sexual
6 febrero, 2019
Liam Neeson hace comentarios racistas
6 febrero, 2019

Otro secuestro en el Metro de la CDMX. La dejaron ir por tener cesárea

Otro secuestro fue reportado, esta vez a una mujer de 20 años, de nombre María Guadalupe. La víctima relató que fue sometida e introducida a la fuerza a un Chevy por al menos tres hombres, cuando salía de la estación del Metro Candelaria.

A bordo del auto, la joven sufrió por varias horas agresiones sexuales luego de que le amarraron las manos con una agujeta.

“Tienes los dedos muy pequeños; te los vamos a cortar para mandárselos a tu familia”, fue una de las amenazas que recibió.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, un día después de que se anunció una nueva estrategia de seguridad en el Metro para combatir los presuntos casos de intento de secuestro en el Sistema de Transporte Colectivo (STC), los cuales comenzaron a denunciarse en redes sociales de manera más intensa desde enero pasado.

La mujer acudió al Ministerio Público a presentar su denuncia y relató que la privación de su libertad ocurrió por la tarde, aproximadamente a las 17:00 horas, en la zona de puestos ambulantes a la salida de esa estación del Metro, de acuerdo con un reporte elaborado por la Policía de Investigación, al cual Excélsior tuvo acceso.

La víctima recordó que su primer agresor era de tez morena, boca pequeña, con un tatuaje en el cuello, pero no tiene claro mucho más. Ese hombre fue quien la tomó repentinamente por el cabello y la obligó a subirse en la parte trasera del vehículo.

Dentro del Chevy la chica recuerda que le tallaron la espalda con diversos objetos, le desprendieron la blusa y al observarle su cicatriz de cesárea detuvieron la marcha del auto. “Ya no sirve”, exclamaron, mientras le acariciaban el brazo izquierdo y la cara.

Después de circular por algunas horas, se estacionaron. María Guadalupe no pudo identificar el lugar debido a la crisis nerviosa en la que se encontraba. Nuevamente le realizaron tocamientos.

Horas después fue arrojada en las inmediaciones de la misma zona donde la retuvieron y uno de los hombres, de complexión robusta, la amenazó diciéndole que no fuera con la policía, porque tenían ubicada a su familia.

“Nunca me dejaron sola, nunca me bajaron del vehículo hasta que me aventaron de la puerta y fue cuando un hombre gordo me dijo que no fuera con los policías, porque ya me tenían identificada y si solicitaba el apoyo ellos irían por mi familia”, expuso la víctima en su declaración.

María Guadalupe encontró un grupo de policías, a quienes les comentó lo sucedido y cerca de la 01:30 horas del pasado lunes rindió su declaración ante el Ministerio Público de la Coordinación Venustiano Carranza 3, donde se inició una carpeta por el delito de privación de la libertad en grado de tentativa.

Después de relatar los hechos, la joven ya no quiso someterse a una entrevista con la Policía de Investigación.









Información vía: Imágen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *