Padres asesinaron a su hija de 3 años y fingieron un rapto en Apodaca, NL.

El alcalde de Apodaca, César Garza, confirmó a través de sus redes sociales que la niña Ana Roberta “N”, de tres años, fue privada de su vida por sus padres y no fue raptada como en un inicio mencionó la madre.

El martes la madre de la pequeña reportó a las autoridades que su hija le había sido arrebatada de sus brazos cuando caminaban por la vía pública, lo que causó que la Fiscalía emitiera una Alerta Amber.

«Jefe hay un reporte de una señora que nos dice que le quitaron a su niña de sus brazos, pero en sus declaraciones es contradictoria, el perfil, psicológico no demuestra angustia si no pesar, como que sabe que ocurrió con la menor, voy para allá, Víctor Navarro, nuestro Secretario de Seguridad que es un policía de carrera se trasladó al domicilio de la señora y desde las primeras indagaciones me habla Víctor.

«Sabes qué, jefe, este caso no suena bien. Sabes que las personas están dando datos de que efectivamente que la privaron de la vida, arrojaron la carreola al arroyo y a la niñita la pusieron ahí en un monte», se escucha decir al Alcalde a través de un video compartido en su cuenta de Facebook.

El edil menciona que la niña fue localizada hasta esta mañana debido a que en la noche por la oscuridad fue imposible dar con ella.

Agregó que nueve de cada 10 agresiones contra niños en México ocurren en el núcleo familiar por lo que invitó a la ciudadanía a crear conciencia en este tipo de situaciones.

De acuerdo a las autoridades la niña Ana Roberta, de tres años, fue localizada este miércoles 28 de octubre a las 7:30 horas, en la avenida Concepción Barragán y Sendero Apodaca, en la colonia Praderas de la Enramada en un lote baldío dentro de una bolsa con lesiones en la cara.








Información vía: Excelsior

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter