Papa Francisco se reunirá en Irak con lider Chií, Al Sistani en marzo

El cardenal Louis Raphael Sako, patriarca de Chaldean, dio los primeros detalles sobre la visita de Francisco entre el 5 y el 8 de marzo

Un ataque suicida mortal en Bagdad no ha truncado los planes del papa Francisco de visitar Irak, según dijo el jueves el máximo representante de la Iglesia católica en el país. El pontífice se reunirá con el clérigo chií más importante de Irak, Ali al-Sistani, dentro del primer viaje papal a Irak.

El cardenal Louis Raphael Sako, patriarca de Chaldean, dio los primeros detalles sobre la visita de Francisco entre el 5 y el 8 de marzo durante una conferencia de prensa ofrecida por la conferencia episcopal francesa. El Vaticano ha confirmado la visita, aunque aún podría cancelarse debido a la pandemia del coronavirus.

El viaje pretende principalmente animar a los asediados cristianos locales, que sufrieron décadas de discriminación a manos de la mayoría musulmana antes de convertirse en blanco de sucesivos ataques del grupo extremista Estado Islámico a partir de 2014.

Pero la primera visita de un papa a Irak tiene un fuerte componente interreligioso. Francisco tiene previsto viajar el 6 de marzo a Najaf para reunirse con Al-Sistani, uno de los líderes chiíes más importantes del mundo, y tener una reunión interreligiosa ese día en la antigua ciudad de Ur, lugar de nacimiento del profeta Abraham, indicó Sako.

Francisco lleva años intentando mejorar las relaciones con los musulmanes. En 2019 firmó un documento histórico sobre la fraternidad humana con un importante líder suní, el jeque Ahmed el-Tayeb, gran imán de Al-Azhar, un centro de estudios suníes en El Cairo.

El hermano Amir Jaje, un dominico iraquí que es un experto en relaciones chiíes, dijo confiar en que Sistani también firmara el documento de fraternidad, que pide a cristianos y musulmanes que trabajen juntos por la paz.

La reunión de Francisco con Al-Sistani tendrá un enorme simbolismo para los iraquíes, especialmente los cristianos, para los que el encuentro marcará un punto de inflexión en un país a menudo marcado por las difíciles relaciones entre credos.

El Vaticano ha confirmado las intenciones de Francisco de viajar a Irak y ha hecho todos los preparativos, como enviar equipos al país para concretar cuestiones de logística y seguridad, así como acreditar a los medios que viajarán en el avión del papa.

Sin embargo, la semana pasada un inusual ataque suicida con explosiones gemelas en Bagdad despertó el temor a un resurgir del grupo EI. El ataque en un bullicioso centro comercial de la capital dejó 32 muertos y más de 100 heridos, el atentado con más muertos que sufría la capital en años.

Sako restó importancia a la trascendencia del ataque en la situación general de seguridad del país, indicando que “no hay riesgo para el papa”.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus podría obligar a suspender el viaje en cualquier momento.

“El riesgo no es para él, sino para otros”, señaló Jaje, indicando que si bien el número de casos diarios confirmados en Irak es mucho menor que en países europeos, también su capacidad de hacer pruebas es más baja. Para la fecha del viaje, Francisco y la delegación vaticana estarían vacunados.







Información vía: Excelsior

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter