Peces dorados aprenden a conducir su propio vehículo

Un estudio israelí ha intentado enseñar a peces dorados a sortear obstáculos con un vehículo terrestre

Unos investigadores israelíes han estudiado cómo los peces dorados pueden adaptarse a un medio distinto al agua. El experimento situaba una pequeña pecera encima de un dispositivo con ruedas que monitorizaba los movimientos del pez y se desplazaba en consecuencia. El pez tenía que ir hacia una marca en la pared, muchas veces esquivando obstáculos o marcas falsas.

La investigación ha resultado ser un éxito, pues ha demostrado que estos peces son capaces de adaptarse y de sortear obstáculos. Esta especie de pez ha resultado ser más inteligente de lo que se creía. «Esto demuestra que la capacidad de navegación de esta especie por el espacio no está condicionada al medio en el que viven», han concluido los investigadores. 

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter