Pedófilos buscados en EE.UU. suelen esconderse en México

De 2007 a 2021, Estados Unidos detectó a 179 agresores sexuales de niñas, niños y adolescentes que huyeron a suelo mexicano

México enfrenta una triste realidad: es un paraíso para los pedófilos, pero no solo para realizar los actos contra los menores, también para esconderse, especialmente aquellos buscados por la justicia estadounidense. 

De acuerdo a datos de la Fiscalía General de la República (FGR) obtenidos vía transparencia, entre diciembre de 2007 y diciembre de 2021 la autoridad de Estados Unidos dirigió al Gobierno mexicano 179 peticiones formales para que le entregara a diferentes agresores sexuales de niñas, niños y adolescentes que huyeron a suelo mexicano.

La tendencia histórica de los pederastas de huir y esconderse en territorio mexicano deja al descubierto varias cosas, entre ellas la fragilidad de la institucionalidad, los altos niveles de corrupción y las complicaciones en tareas de colaboración transnacional, según explicó al diario El Sol de México Juan Martín Pérez, coordinador de Tejiendo Redes Infancia.

El especialista considera que los factores antes expuestos no solo facilitan la huida de pedófilos al país, sino que también permite que redes internacionales criminales de explotación sexual comercial se filtren a México para realizar actividades ilícitas.

Pérez aseguró que “lamentablemente México no está invirtiendo en investigación, seguimiento y persecución de estas redes, sino en realidad solamente responde a los pedimentos internacionales”.

Algunos de los delitos contra menores de edad que figuran en las solicitudes de extradición incluyen abuso infantil, abuso sexual, agresión sexual, homicidio e intención de violación, pornografía infantil, secuestro y abuso sexual, sodomía y crueldad.

Para el coordinador de Tejiendo Redes Infancia es importante entender que los crímenes transnacionales no pueden tener éxito en una sola frontera, o en un país si no es bajo colaboración.

El caso más reciente de un pedófilo detenido en México es el de un ciudadano holandés, Nelsón “N”, quien era buscado en su país por pornografía infantil y tráfico de personas en los Países Bajos.

Las cifras

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) sitúa a México en el primer lugar en abuso sexual infantil, el primer lugar en explotación, homicidios y trata a menores de edad y el primer lugar en creación y distribución de pornografía infantil.

Antes de la pandemia de COVID-19, México exportaba el 60% de la pornografía infantil mundial, la tasa se disparó con el confinamiento a 73%.

Por su parte, la Conferencia Internacional de Turismo y Explotación Sexual Comercial Infantil asegura que antes del confinamiento entraban 600,000 depredadores por año a territorio mexicano.

La activista Vivaldina Jaubert, dijo a El Financiero en mayo pasado que Mexicali y Tijuana, en Baja California; Tapachula, en Chiapas; Ciudad Juárez, en Chihuahua; Acapulco, en Guerrero; Guadalajara y Puerto Vallarta, en Jalisco; Cuernavaca, en Morelos; Cancún, en Quintana Roo; Tenancingo, en Tlaxcala, y las alcaldías Venustiano Carranza y Cuauhtémoc en la Ciudad de México, son los lugares del país donde se generan cifras millonarias, con total impunidad, en creación, distribución de pornografía infantil y venta y trata de menores.

Te puede interesar:

Etiquetas: